BORA BORA (ISLAS DE LA SOCIEDAD)

LA PERLA DEL PACÍFICO

En Bora Bora, “la primera en nacer”, descubriremos un maravilloso universo submarino y lugares de buceo de una gran diversidad. Tanto las inmersión del lagoon como las del arrecife exterior nos deparan grandes sorpresas: estación de limpieza de mantas rayas, tiburones de puntas negras, limones y grises, y toda una  rica variedad de corales, gorgonias y vida marina.

Todo el año

11 días - 10 noches

Desde 1 pers.

Precio desde:

3.120 €

ITINERARIO. SALIDAS GARANTIZADAS DESDE 1 PERSONA

  • DÍA 01. Salida desde Barcelona o Madrid en vuelo con destino París. Enlace con vuelo destino a Los Ángeles. Conexión con vuelo destino Papeete. Noche a bordo.
  • DÍA 02. Llegada a Papeete. Asistencia en aeropuerto y enlace con vuelo a Bora Bora. Traslado al hotel seleccionado Alojamiento en régimen de media pensión o pensión completa.
  • DÍAS 03 a 07. Inmersiones durante 5 días (paquete de buceo de 10 inmersiones, ampliables a 15) en la isla de Bora Bora.
  • DÍAS 08. Día libre para descansar o pasear por la isla.
  • DÍA 09. Traslado al aeropuerto para tomar vuelo con destino a Paapete (Tahití) y enlace con vuelo a Los Ángeles. Noche a bordo.
  • DÍA 10. Enlace con vuelo destino París. Noche a bordo.
  • DÍA 11. Conexión con vuelo destino Barcelona o Madrid. Llegada a España.

El buceo en Bora Bora

Aquí descubriremos lugares de buceo de una gran diversidad y un maravilloso mundo submarino, incluso dentro del lagoon, donde las mantas raya y rayas leopardo vienen para ser limpiadas sobre el mítico punto de Anau, uno de los pocos lugares del mundo donde podemos bucear durante todo el año con estas majestuosas especies y en cuya pared exterior del arrecife encontraremos una variada y rica fauna. Para los más experimentados están las increíbles inmersiones en el arrecife exterior, donde nos encontraremos con una gran variedad de tiburones, entre ellos, el limón, el de puntas negras y grises.

Puntos de inmersión

Tapu

Se encuentra fuera del lagoon a la salida del paso por la izquierda y se trata de uno de los lugares más populares y reputados de Bora Bora por ser el hábitat de los tiburones limón  de más de tres metros de longitud (Negaprion acutidens) y de puntas negras (Carcharhinus melanopterus). Sobre la suave pendiente que cae hasta los 20 m., muy cerca del fondo, encontraremos estos majestuosos escualos acompañados por sus rémoras y peces piloto así como otros pelágicos que van a través del paso (atunes, mantas raya, grandes lábridos, barracudas). Una abundante fauna ha colonizado también el arrecife coralino: carángidos azules, ballestas titán, napoleones, morenas, soldados, mariposas, loros, cirujanos, globos, tortugas y una gran multitud de peces tropicales.

Muri Muri

Un lugar de buceo excepcional. Se encuentra algo alejado, más allá del paso y fuera del arrecife, pero la hora de viaje navegando merece la pena. Se trata de un sitio ideal para ver la migración de ciertas especies como delfines o las ballenas jorobadas o yubartas en temporada (de agosto a noviembre) ya que aquí vienen a aparearse y criar. El arrecife y su perfil de profundidad es muy parecido a la inmersión de Tapu, pero aquí el coral es mucho más espectacular, acentuado por una excelente visibilidad de más de 40 m. Acompañados de tiburones grises de arrecife (Carcharhinus amblyrhynchos), descubriremos primero una larga meseta coralina que nos conducirá a un banco de arena colonizado por anguilas jardineras y peces ballesta oceánicos. En el azul avistaremos bancos de carángidos, escuelas de jureles, barracudas gigantes, tiburones de puntas negras, de puntas plateadas y tortugas. Según las condiciones, la inmersión se realiza a la deriva.

Haapiti

Sobre una suave pendiente, múltiples cavidades y cañones albergan una fauna marina muy variada:, especialmente morenas y peces león. Nos encontraremos con tres especies de tiburones: limón, gris y de puntas negras. Además, napoleones, ballestas titán y peces payaso escondidos en sus anémonas.

Passe Teavanui

Inmersión que solo realizaremos cuando la corriente es de entrada al lagoon. Si la corriente es saliente la visibilidad es casi nula. Teavanui es el único paso navegable en Bora y, a nivel submarino, es una auténtica autopista de vida por la que entran y salen todas las especies de la isla. A medida que buceamos hacia el medio del paso entre corales amarillos, rosas y violetas, iremos avistando tiburones de puntas blancas, bancos de carángidos, barracudas, morenas, jureles, atunes, águilas de mar y mantas raya, ya que es este uno de los mejores lugares para observarlas. La vuelta se realiza sobre una pendiente vertical que nos ofrece una variedad de coral azul que no se encuentra en ningún otro sitio. En las cuevas y oquedades muchos peces encuentran refugio lo que resulta también un paraíso para el macro. En lo alto de la meseta coralina nos encontraremos con una gran cantidad de peces tropicales que muestran una vida marina riquísima.

Toopua

Al suroeste de la isla de Bora Bora, en Toopua se agrupan numerosos peces tropicales multicolores entre bellas anémonas con sus peces payaso. Se trata de recorrer dos arrecifes coralinos conectados por un canal arenoso. Al final de la caída, un extenso banco de arena nos ofrece la presencia de rayas leopardo, pastinacas y algunos tiburones de puntas negras. En ocasiones podemos encontrar mantas, pero lo más frecuente es que nos crucemos con grandes escuelas de águilas marinas (Aetobatis narinari) muy tranquilas; a veces se observan más de 40 ejemplares volando literalmente a nuestro alrededor. La inmersión se acaba en un magnífico jardín de coral en el que son frecuentes los peces loro, jureles, peces trompeta, mariposas, soldados y lábridos. También es un buen lugar para los nudibranquios. Según las condiciones, la inmersión se puede hacer a la deriva mientras la embarcación va siguiendo nuestras burbujas.

Anau o Fafa Piti

Un extraordinario Manta point y un lugar indiscutible para bucear con las numerosas mantas que aquí se dan cita mientras son limpiadas por los lábridos. Estos majestuosos animales circulan tranquilos por el canal mientras que nosotros somos meros espectadores de este gran espectáculo. La inmersión comienza en un precioso jardín de coral donde destacan las rosas de mar que albergan una muy variada fauna coralina. También se pueden ver en este punto tiburones de puntas negras y una interminable lista de peces de arrecife de todos los tamaños. La inmersión se realiza de madrugada y está limitada a un pequeño número de buceadores.

Tupitipiti

En el extremo sur del arrecife, encontramos una abrupta pendiente interminable tapizada de corales blancos, violetas y rosas en un marco de visibilidad excepcional. A 20 m. de profundidad, numerosos bloques coralinos han formado una serie de grutas y cañones donde se esconden tiburones de puntas blancas, nodrizas y espléndidas gorgonias amarillas y negras. En el azul infinito, avistaremos otras especies como napoleones, tortugas y plátax.

Tupai

Inmersión lejana de Bora Bora, a una hora de navegación, pero que nos deparará un día inolvidable. En un isla virgen, estaremos solos para bucear y disfrutar de unas aguas extraordinariamente limpias y con numerosos puntos de buceo. Destacan las magníficas mesetas coralinas y las caídas vertiginosas. En temporada (de agosto a noviembre), las ballenas jorobadas transitan por este lugar y se dejan fácilmente acercar.

BORA BORA

Bora Bora, o Porapora (o Popora) en su origen, significa “la primera en nacer”: emergió de las aguas del Pacífico hace más de 3 millones de años, siendo la segunda isla más antigua de Polinesia, sólo superada por Raiatea. Su nombre que suena como una promesa: la del descubrimiento del paraíso terrestre con el que se asocia a la más conocida de las islas polinesias y que encarna la isla paradisíaca por excelencia. Hay que reconocer que, tanto su silueta como el laggon de Bora Bora son de una belleza insolente, casi sobrenatural, ejerciendo una atracción casi mística.

Conocida con el sobrenombre de “la perla de Polinesia” que le otorgó el capitán Cook cuando la descubrió allá por 1769, está ubicada en uno de los lagoons más bellos del mundo. Bora Bora es un volcán que se alza sobre el lagoon y que muestra infinitos matices de azules, del más traslúcido al más profundo, desde el aguamarina, lapislázuli, turquesa y jade hasta el índigo: uno de los espectáculos más fascinantes que uno pueda imaginar de una embriagadora belleza, sólo superada por la gentileza y amabilidad de su gente. Los inmensos “motus” (islas coralinas) con playas de arena blanca e hileras de cocoteros rodean la laguna esmeralda poblada por multitud de especies marinas y corales de coloridos mágicos. La armonía del lugar es perfecta.

Situada al noroeste de Tahití y a 45 minutos de vuelo (el aeropuerto se localiza en el “mnotu” Mute, a unos 30 minutos en barca del pueblo principal de Vaitape), tiene una extensión de 259 km. Los principales hoteles de la isla están situados sobre los “motus” alrededor de la isla principal. Su silueta frente al horizonte se compone de tres montes, de los cuales el más elevado, el monte Otemanu, consta de 727 m. y rivaliza con la cúspide Pahia de 619 m; estos dos picos son las alturas que han sobrevivido del antiguo volcán. La isla principal de Bora Bora mide 10 km. de largo y 4 de ancho y dispone de una carretera parcialmente pavimentada de unos 29 km., lo que hace fácil y divertido explorarla, pasando por los coloridos pueblos como Vaitape, Faanui y Anau. Podemos detenernos y visitar los templos de piedra (“marae”) y ver los antiguos búnkers del ejército y los cañones de la Segunda Guerra Mundial, cuando 5.000 americanos hicieron su “invasión amistosa” de Bora Bora.

 

POLINESIA FRANCESA

La Polinesia Francesa (en francés: Polynésie Française; en tahitiano: Porinetia Farani) es una colectividad de ultramar francesa localizada al sur del océano Pacífico. Está compuesta de varios grupos de islas, siendo Tahití, en las Islas de la Sociedad, la más famosa y poblada de ellas. Papeete, la capital y la localidad más grande, se localiza en esta isla.

La Polinesia francesa se compone de cinco divisiones administrativas:

Islas Marquesas

Tuamotu-Gambier

Islas de la Sociedad

Islas de Sotavento (de la Sociedad)

Islas de Barlovento (de la Sociedad)

Islas Australes

Las islas de la Polinesia Francesa suman un total de 4.167 km² (de los que 3.265 km² corresponden a islas habitadas) y se encuentran esparcidas sobre 2.500.000 km² de océano. Está compuesta por varios grupos de islas de origen volcánico o coralino, situadas en un área de alta actividad sísmica. La isla más grande es Tahití. En total, la Polinesia Francesa cuenta con un total de 118 islas, de las cuales, Tahití, ubicada en las islas de la Sociedad, es la más famosa y la que tiene más habitantes de todas. Papeete, la capital y la localidad más poblada, se localiza en esta isla.

De acuerdo con el censo de 2002, la población total del territorio era de 245.405 habitantes, el 83% de los cuales es de origen polinesio, el 12% caucásico y el 5% asiático. Ese mismo año, el 69% del total de la población de la Polinesia Francesa vivía en la isla de Tahití. El área urbana de Papeete, la ciudad capital, contaba con 127.635 habitantes.

El clima de estas islas es soleado y muy agradable. En realidad solo existen 2 estaciones: de Noviembre a Mayo cuando el clima es caluroso y húmedo y de Junio a Octubre con un clima fresco y seco.

El edén de los mares del sur

Una cultura viva, una hospitalidad legendaria, un pueblo alegre, una naturaleza generosa y muy preservada, unos fondos marinos de una riqueza y esplendor sin igual, unas especialidades culinarias y una infraestructura hotelera con algunos de los establecimientos más bellos del mundo hacen de la Polinesia Francesa, el edén de los mares del sur.

ISLAS DE LA SOCIEDAD

El archipiélago de La Sociedad, formado por dos grupos (Barlovento y Sotavento), es donde se encuentran las islas más conocidas y de más fácil acceso. Tahiti, Moorea y Bora Bora, las tres con el clásico relieve de una isla volcánica central rodeada por un arrecife a cierta distancia de la costa. Son las tres islas más visitadas.  Huaine, Raiatea y Tahaa tienen geografía similar pero menos turistas. Son aptas para vacaciones más reposadas. Maupiti no tiene hoteles de turismo y atrae al visitante aventurero. Tetiaroa, en cambio, es un atolón: anillo coralino que apenas emerge por sobre la superficie del mar.

EL BUCEO EN POLINESIA

Existen tres principales entornos marinos que se pueden explorar en Polinesia: las lagunas, las laderas oceánicas de los arrecifes y los pasos entre los arrecifes. Excepto en las Marquesas, en las que apenas hay arrecifes, las islas altas como Tahití, Moorea, Huahine y Bora Bora están rodeadas de lagunas que alcanzan una profundidad media de 30 m. Todos los atolones de las Tuamotu, junto con los atolones de Maupiti y Tetiaroa, forman una gran laguna central encerrada por un arrecife de coral. Estas lagunas, protegidas de las olas por sus arrecifes, son fácilmente accesibles desde la costa o en pequeñas embarcaciones. Sus aguas son la morada de una gran variedad de esponjas, ostras y conchas, mientras que sus pináculos de coral proporcionan un hábitat natural para especies de peces como el angelote, el pez loro, las castañuelas, el pez mariposa, los peces soldado, los emperadores de nariz larga y el mero.

En estas islas se encuentra un buceo de primer orden. Son famosas sus inmersiones en los canales entre atolones con unas corrientes fuertes, pero que nos ofrecerán encuentros inolvidables: cientos de tiburones grises, puntas blancas, puntas negras, puntas plateadas, nodrizas, mantas…

Las inmersiones de arrecife nos permitirán contemplar paisajes coralinos impecables, con cientos de peces de colores y los especies que tanto le gustan a los fotógrafos: nudibranquios, peces hoja, gobios …

Bungalow
3.120 €
  • Habitación doble
  • Precio por persona a partir de 2

Condiciones de pago

El 40 % en el momento de hacer la reserva. El resto, hasta 60 días antes de la salida.

Los pagos pueden efectuarse on line, mediante pago seguro, directamente en nuestra agencia o por transferencia.

Incluye

  • 8 días / 7  noches en el hotel seleccionado en régimen de pensión completa.
  • Asistencias en todos los aeropuertos
  • Traslados de aeropuerto a hotel
  • 10 inmersiones en barca y guiadas en el atolón de Bora Bora
  • Botellas, plomos, guía
  • Seguro de asistencia
  • Seguro de buceo (incluyendo cámara hiperbárica)

No Incluye

  • Billetes de avión Barcelona o Madrid – París – Los Ángeles – Papeete – Bora Bora en clase especial turista
  • Tasas aéreas
  • Tasas de buceo
  • Excursiones opcionales
  • Gastos personales
  • Propinas

Bora Bora Pearl Beach Resort & Spa

Intercontinental Resort & Thalasso Spa

OBSERVACIONES A TENER EN CUENTA

**En todos nuestros precios indicamos el coste de las tasas y carburantes que, en el momento de hacer las tarifas, nos comunican las compañas aéreas.

**El itinerario está sujeto a alteraciones dependiendo de los cambios que puedan realizar las aerolíneas en sus horarios y días de alteración de vuelos.

REQUISITOS PARA VIAJAR Y BUCEAR EN POLINESIA

No se exige ningún tipo de vacuna obligatoria para viajar a Polinesia
Los ciudadanos españoles no necesitan obtener visado para viajar a Polinesia
Se requiere pasaporte electrónico-biométrico en vigor (para EEUU), con una validez mínima de 6 meses
Carnet o titulación de cualquier organización reconocida internacionalmente (PADI, ACUC, SSI, FEDAS/CMAS, NAUI)
Carnet o titulación de especialidades (sobre todo, Nitrox)
Es recomendable llevar el Logbook o cuaderno de buceo en el que figuren al número de inmersiones realizadas y la fecha de última inmersión

Todo el año

Solicita información| Te ayudaremos a responder cualquier duda que tengas acerca de tu viaje

Deja este campo en blanco, por favor.

Rutas relacionadas