TUBBATAHA REEF. M/V SOLITUDE ONE

UNO DE LOS MEJORES ARRECIFES DEL MUNDO CON UN EXCEPCIONAL VIDA A BORDO

Declarado P.N. Marino y Patrimonio Natural de la Humanidad por la Unesco, el arrecife de Tubbataha constituye una de las mejores aguas para bucear de todo el planeta. Situado en el corazón del “Triángulo de Coral”, se considera una meca del buceo. Su localización alejada en mitad del mar de Sulú, a 150 km. de costa, así como las estrictas regulaciones de este parque marino, hacen posible el acceso únicamente a contadas embarcaciones vida a bordo durante los meses de Abril a Junio, época en la que las condiciones de vientos y oleajes lo permiten.

De Abril a Junio

10 días - 9 noches

Desde 1 pers.

Precio desde:

2.950 €

ITINERARIO. SALIDAS GARANTIZADAS DESDE 1 PERSONA

  • Día 1. Salida desde Madrid o Barcelona en vuelo con destino Manila. Noche a bordo.
  • Día 2. Llegada a Manila. Alojamieno en hotel en régimen de a/d.
  • Día 3. A la hora convenida, traslado al aeropuerto para tomar vuelo con destino a Puerto Princesa. Asistencia en aeropuerto y traslado al M/V Solitude One. Embarque, presentación de la tripulación y distribución de camarotes
  • Días 4 a 8. Inmersiones en los dos atolones de Tubbataha Reef, conocidos como North y South, donde destaca la exuberante vida de arrecife y de pelágicos. Regreso a Puerto Princesa.
  • Día 9. Desayuno y actividad de todo el día en el Underground River de Puerto Princesa, el río subterráneo más largo del mundo (8,2 km.), declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. A la hora convenida, traslado al aeropuerto de Puerto Princesa para tomar vuelo con destino a Manila. Llegada a Manila y conexión con vuelo a Madrid o Barcelona. Noche a bordo.
  • Día 10. Llegada a Barcelona o Madrid.

BUCEANDO EN UN SANTUARIO MARINO, PATRIMONIO DE LA HUMANIDAD

Declarado Parque Nacional Marino y Patrimonio Natural de la Humanidad por la Unesco, el arrecife de Tubbataha constituye, posiblemente, una de las mejores aguas para bucear no solo de Filipinas sino de todo el planeta. Centro geográfico de la biodiversidad mundial, en el corazón del “Triángulo de Coral”, esta reserva natural se considera una meca para los buceadores y un modelo de la conservación de los arrecifes de coral. Su localización alejada en mitad del mar de Sulú, a 150 km. al sureste de Puerto Princesa, en la isla de Palawan (la provincia filipina más occidental), así como las estrictas regulaciones de este parque marino, hacen posible el acceso únicamente a contadas embarcaciones vida a bordo durante los meses de abril a junio, época en la que las condiciones de vientos y oleajes lo permiten.

EL M/V SOLITUDE ONE

El M/V Solitude One es el buque insignia del prestigioso grupo Solitude Liveaboards y fue reconstruido a partir de un barco mercante de 52 m. de eslora y casco de acero. La renovación completa e innovadora de la forma original de este extraordinario barco se dirigió hacia la funcionalidad como barco exclusivo de buceo y en donde el confort, la calidad, la exclusividad, el lujo y la profesionalidad fueran los principales referentes: “Hogar lejos del hogar” (“Home away from home”). El barco incorpora las últimas tecnologías para la seguridad en el buceo, mientras que la tripulación a bordo se encarga de complacerle y que se sienta como en casa.

La dirección del M/V Solitude One corre a cargo de los españoles Alfonso Ribote y Silvia Pérez que cuentan con un profesional y experimentado equipo a bordo. Todo ello hace que el crucero sea una experiencia inolvidable y un gran crucero de buceo.

Pensando para 22 buceadores, ofrece amplios y cómodos camarotes, todos ellos con aire acondicionado con control manual, amplios armarios, caja de seguridad, TV LCD, baño completo, ducha individualizada, toallas y secador de pelo. El M/V Solitude One posee para los amantes de la fotografía un estudio digital con tres ordenadores para la descarga de imágenes y vídeos, tanques exclusivos para el endulce de los equipos y un espacio destinado a las cámaras. Además, los buceadores disponen de un amplio solarium, jacuzzi, restaurante y zonas para relax y juegos.

ESPECIFICACIONES

Tipo: Monocasco de acero.

Año de construcción: 1979, renovado en 2013.

Bandera: Palau.

Eslora total: 52 m. (171 pies).

Manga: 8,6 m. (28 pies).

Calado: 5 m. (11 pies).

Capacidad: 22 buceadores.

Camarotes: 11 de distintas clases, todos ellos con a/a con control manual, caja de seguridad, amplios armarios, TV LCD, baño completo, ducha separada, toallas y secador de pelo.

Tripulación: 16 – 20 personas.

Motor principal: 2.698 HP y propulsión auxiliar.

Capacidad de combustible: 150.000 l.

Capacidad depósito agua fresca: 50.000 l.

Velocidad máxima: 14 nudos.

Velocidad crucero: 10 nudos.

Compresores: 3 Bauer y compresor Nitrox.

Staff a bordo: Entre 16 y 20.

Electricidad: 200 – 240 v. 50 Hz, 24 horas al día.

Sistemas de comunicación: Radio VHF/SB, teléfono satélite Immarsat e Internet satélite VSAT.

Seguridad: GMDSS con sistema de identificación automática (AIS), SOLAS Compliant y botes salvavidas.

Navegación: Mapas de navegación local, GPS Chart Plotter, Radar, Weather Plotter y sonda de profundidad.

Embarcaciones de buceo: 2 lanchas de fibra de vidrio monocasco de 11,5 x 2 m. con motores 4 tiempos fuera-borda de 200 y 150 HP de gran velocidad. Equipadas con botiquín de primeros auxilios y oxígeno medicinal.

Embarcación de soporte: 1 lancha de 8,3 x 1 m. de fibra de vidrio monocasco con motor de 4 tiempos de 60 HP.

Compresores de aire: 3 Bauer IK120 con enfriador de aire Bauer B-Kool 680-s filtrado a través de sistema centralizado P41.

Compresor Nitrox: 1 compresor de membrana LP450. Carga a EANx 28 a 30% para adaptarse mejor a los lugares de buceo.

Botellas de aluminio: 15, 12, 9,5, 6 y 2,8 litros con sistema DIN y adaptadores YOKE disponibles.

Estudio Digital para los fotógrafos con 3 ordenadores para descarga de fotografías y vídeos.

Restaurante.

Amplio solárium.

Zonas para relax y juegos.

A BORDO

CAMAROTES

El M/V Solitude One tiene un total de 10 camarotes que pueden alojar una capacidad máxima de 22 buceadores. Todos los camarotes han sido diseñados prestando atención a los detalles e incorporando todos los elementos esenciales para la comodidad de los buceadores más exigentes. Todos ellos poseen:

Aire acondicionado con control de temperatura individual.

Caja de seguridad.

Albornoces.

Toallas de baño.

Secador de pelo.

Gel y champú.

Agua caliente y fría.

Ducha independiente.

Almohadas (disponibles almohadas extra).

Armarios amplios y perchas organizadoras.

TV de pantalla plana LCD con medio USB para reproducir películas propias o de la biblioteca de barco.

Puntos eléctricos ubicados por todo el camarote.

TIPOS DE CAMAROTE

2 Camarotes Stateroom king size (A1 y B6) (4 plazas).

7 Camarotes Deluxe (A2, B1, B2, B3, B4, B5, B7) (14 plazas).

1 Camarote cuádruple familiar (B8) (4 plazas).

COCINA A BORDO

La comida que se sirve a bordo del M/V Solitude One es para aquéllos buceadores a los que les gusta disfrutar de platos exquisitos. “The way to anyone’s heart is through his stomach”. Siguiendo este principio, las comidas están cuidadosamente elaboradas con ingredientes escogidos para que también este aspecto resulte una gran experiencia. Existe también una buena selección de vinos, cervezas y licores. Todas las comidas se sirven en un comedor al aire libre.

SOLARIUM EN LA CUBIERTA SUPERIOR

En la cubierta superior del barco se sitúa un confortable sun deck para descansar tras la jornada de buceo. Y para los que quieran relajarse, disponen en la misma cubierta de un jacuzzi.

RECONOCIMIENTOS INTERNACIONALES DE TUBBATAHA

En 1993, Tubbataha fue calificado por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad y reconocido como uno de los ecosistemas más antiguos de Filipinas que contiene excelentes ejemplos de arrecifes, una gran diversidad de vida marina y constituye un importante hábitat para especies marinas amenazadas y en peligro a nivel internacional. Además, la UNESCO significó el valor universal excepcional de Tubbataha como hábitat natural significativo para la conservación de una gran diversidad biológica y resaltó la belleza natural de la zona así como su importancia estética.

Desde 1998, World Wildlife Foundation (WWF) ha participado activamente en diversas actividades para proteger y conservar el hábitat marino del Parque Natural de Tubbataha Reef.

El arrecife de Tubbataha fue inscrito en 1999 en la lista Ramsar de humedales de importancia internacional (número 1010, puesto PHI-04), citándose razones tales como la excepcional variedad de especies presentes y su importante papel como hábitat para peces, reptiles, invertebrados y aves acuáticas.

En el año 2008, a instancias de la presidenta Gloria Macapagal Arroyo (a su vez, una enamorada del submarinismo), Tubbataha fue nominada como uno de las “Nuevas Siete Maravillas Naturales del Mundo”.

Cabe mencionar también que Tubbataha está incluido, desde 2013, dentro de los Parques Patrimonio de la ASEAN (The Association for Southeast Asian Nations), cuyo principal objetivo es unir esfuerzos los países miembros para conservar áreas de especial importancia para la biodiversidad o singularidad excepcional.

TUBBATAHA, UN SANTUARIO MARINO

Desde que el arrecife de Tubbataha fue descubierto a finales de los años 70, ha sido reconocido como uno de los principales arrecifes coralíneos de todo el planeta. La división de viajes de la CNN lo ha catalogado como uno de los mejores 8 destinos de buceo del mundo.

El Parque Natural de Tubbataha Reef es una Área Marina Protegida (MPA, Marine Protected Area) que se compone de dos grandes atolones de coral (North Atoll y South Atoll) y una estructura atolónica más pequeña, Jessie Beazley Reef, situada 20 km. más al norte. Estos tres atolones se consideran parte del remoto municipio de Cagayancillo, unos 130 km. al noreste, habitado principalmente por pescadores.

En toda esta área destaca la exuberante vida de arrecife y de pelágicos. Los atolones poseen sendas lagunas interiores separadas por un canal de aproximadamente 7 km. de largo. Cuando la marea está baja, resultan visibles varios cayos de arena. En el extremo nordeste de North Reef se encuentra el islote Bird, un cayo arenoso con hierbas y manglares. Aquí viven pájaros bobos y golondrinas de mar, mientras las tortugas anidan en la playa. South Reef cuenta con una prominente roca negra y algunos cayos arenosos en el extremo nordeste, así como un faro que funciona con energía solar y en el que anidan las gaviotas y las golondrinas de mar.

El turismo desempeña un papel importante en Tubbataha Reef, ya que genera los ingresos necesarios para administrar el Parque, desarrollar la conciencia pública y aumentar el apoyo para la conservación de los arrecifes. Los visitantes vienen de todo el mundo para disfrutar la belleza natural de Tubbataha y sus increíbles oportunidades para bucear. El cielo despejado, el mar sereno y la visibilidad excepcional debajo del agua (entre 30 y 50 m.) crean excelentes condiciones de buceo.

FORMACIÓN E HISTORIA

Emplazado en la cadena montañosa de volcanes extinguidos de Cagayan, Tubbataha Reef es la única estructura atolónica auténtica de Filipinas. Se considera que los atolones de Tubbataha empezaron a formarse hace miles de años como cadenas de arrecifes alrededor de las islas volcánicas. A lo largo de milenios, una vez que los volcanes se extinguieron y cesó su actividad, permanecieron las estructuras de coral que fueron ascendiendo buscando la luz solar, convirtiéndose, con el tiempo, en los grandes anillos que rodean las lagunas poco profundas y que vemos en la actualidad.

El nombre de Tubbataha tiene su origen en la lengua sama-bajau, una de las numerosas lenguas filipinas que hablaban los marineros nómadas del sur de Filipinas, y es la combinación de dos palabras, “tubba” y “taha”, que significan “extenso arrecife expuesto durante la marea baja”. Sin embargo, los habitantes de las islas vecinas de Cagayancillo son las personas que están más estrechamente unidas a Tubbataha Reef, que denominan con el nombre de Gusong.

El aislamiento que ha tenido Tubbataha durante muchísimos años ha sido su mejor protección contra la sobreexplotación pesquera. Otros factores que han contribuido a ello han sido el hecho de que se encuentra en el medio del mar de Sulú, muy lejos de tierra habitable, el que no posee agua dulce y el estar expuesto a las tormentas tropicales asociadas al monzón del noreste de Noviembre a Marzo y al monzón del suroeste entre Julio y Octubre.

Aunque conocido desde los años 70 por los escasos submarinistas que se atrevían a desplazarse hasta una zona tan aislada, en la década de los 80, un número creciente de pescadores filipinos empezaron a motorizar sus bangkas, cambiándolas por los veleros tradicionales, y se empezaron a acercar a Tubbataha con facilidad. Era un momento en el que las poblaciones de peces en otras zonas más accesibles estaban empezando a disminuir rápidamente debido a la sobrepesca, mientras que Tubbataha era un lugar de abundante vida marina. Pronto se convirtió este lugar en un lugar predilecto de pesca para muchos pescadores que, incluso, emplean técnicas totalmente destructivas para maximizar las capturas como la pesca con dinamita o con cianuro.

Como respuesta a este fenómeno, en 1988 se llevó a cabo una fuerte campaña por parte de la comunidad buceadora y muchas instituciones ecologistas y, con el respaldo del Gobierno Provincial de Palawan, la entonces presidenta de Filipinas, Corazón Aquino (popularmente conocida como Cory Aquino), declaró Tubbataha Reef como Parque Nacional Marino, el primero de esta clase que se creaba en su país con una extensión de 33.200 ha.

En 1998, el ex presidente de Filipinas, Fidel Ramos, un entusiasta buceador, creó el Grupo de Trabajo de Tubbataha y una estación equipada con radar y dirigida por los rangers que ahora se encargan de la vigilancia del Parque durante todo el año.

En el año 2006, el Parque Nacional Marino fue ampliado con la inclusión del arrecife de Jessie Beazley bajo la presidencia de Gloria Macapagal Arroyo quien firmó la proclamación nº 1.126 que aumentaba los límites del parque en un 200% hasta 97.030 ha. lo que constituyó el Área Marina Protegida mayor de Filipinas. Toda la zona quedó también protegida por los rangers armados durante 24 horas al día.

Actualmente el Parque es supervisado por el Consejo de Administración del Área Protegida de Tubbataha (TPAMB) que está integrado por 19 miembros del gobierno nacional, los gobiernos locales y el sector privado. La oficina de administración de Tubbataha (TMO) es el brazo ejecutivo del Consejo de Administración y se encarga de la administración cotidiana del Parque. El objetivo del Consejo de Administración del Área Protegida de Tubbataha es conservar y proteger con eficacia los recursos marinos y terrestres del Parque en el largo plazo. Según el Plan de Manejo 2011-2021 del Parque Natural de los Arrecifes de Tubbataha, el turismo y la investigación son las únicas actividades permitidas en el Parque: se manejan y se regulan las actividades turísticas para asegurar la sostenibilidad a largo plazo.

Cada uno de los visitantes al Parque Natural debe pagar una cuota de 3.000 pesos filipinos (unos 50 €). Estos ingresos se utilizan para mantener y mejorar todos los aspectos del trabajo de administración del Parque, desde la aplicación de la ley y las campañas educativas hasta la capacitación de los guardaparques.

BIODIVERSIDAD EN TUBBATAHA

Los deshabitados atolones de Tubbataha en Filipinas esconden en sus arrecifes de coral una de las mayores concentraciones de biodiversidad marina del planeta y sus corales gozan de un envidiable estado de salud.

El Parque Natural Tubbataha Reef contiene uno de los arrecifes de coral más bellos del mundo y uno de los lugares en donde se observan los mayores cardúmenes de carángidos. A grandes rasgos, Tubbataha es un punto de encuentro de grandes especies: mantas raya, barracudas, tiburones ballena, atunes dientes de perro, tiburones grises de arrecife, de puntas blancas y negras y, en ocasiones, tiburones martillo. Además, miríadas de peces de arrecife, corales, alcionarios y gorgonias de todo tipo, completan este maravilloso destino en unas aguas cuya visibilidad supera, en ocasiones, los 50 m. Estos atolones que se elevan desde las profundidades volcánicas del mar de Sulú se encuentran en el corazón del “Triángulo de Coral”, un centro mundial de biodiversidad marina.

Varios factores son responsables de las condiciones casi vírgenes de esta joya submarina. La convergencia de las corrientes trasportan constantemente un aluvión de nutrientes que atraen a las grandes especies en busca de alimento a este saludable arrecife que se encuentra solitario en la vasta extensión del océano.

Es de destacar asimismo que los dos islotes de Tubbataha constituyen una significativa colonia de aves migratorias que se estima en más de 20.000 y se encuentran entre los últimos hábitats seguros de cría de aves marinas en el sudeste asiático. Representan, además, el hogar de seis subespecies endémicas de Filipinas como la tiñosa menuda (Anous minutus worcesteri).

También es un importante lugar para la cría y alimentación de especies en peligro crítico de extinción como el rabihorcado de las islas Christmas (Fregata andrewsi) y la tortuga carey (Eretmochelys imbricata).

Desde la década de los 80 los científicos han estado investigando la vida marina del Parque Nacional y han llegado a determinar que es el hogar de no menos de:

– 600 especies de peces.

– 360 especies de corales (aproximadamente la mitad de todas las especies de coral en el mundo).

– 12 especies de tiburones.

– 13 especies de delfines y ballenas.

– 100 especies de aves.

– 2 especies de tortugas, la carey y la tortuga verde.

ÁREAS DE BUCEO

ATOLÓN NORTE (NORTH ATOLL)

North Atoll es el más grande de los dos atolones. En la parte norte se emplaza el pequeño islote de Los Pájaros, mientras que en el extremo sur se localiza la Ranger Station, un hangar palafítico donde reside el destacamento de ocho rangers que hacen las labores de vigilancia del Parque. Estos vigilantes residen en un pequeño barracón de hormigón en el que se resguardan de los tifones y se relevan cada dos meses para que en ellos no haga mella el aislamiento del lugar, donde sólo disponen de un teléfono por satélite para comunicarse con el exterior en casos de emergencia.

Con forma alargada, todos los puntos de inmersión se caracterizan por tener una rica pendiente de corales que desciende hacia el interior del atolón a partir de 14 hasta 20 m., seguida de una barrera abierta al océano con cuevas y grietas que desciende a gran profundidad. La parte superior del arrecife, rica en esponjas y en corales lechuga, de cuerno de ciervo y látigo, está llena de especies de arrecife. Abundan los peces trompeta, cornetas pintadas, tres colas, napoleones, castañuelas, peces payaso con anémonas, peces ángel, peces escorpión, rascacios, cofres, meros, peces ballesta, tamboriles, peces halcón y peces loro. Tiburones guitarra, estrellas de mar, erizos de mar, holoturias, gusanos, anguilas jardineras y nudibranquios decoran la arena, y coloridos crinoideos filtran las aguas en busca de alimento. Por debajo de los 30 m. hay corales blandos y enormes abanicos de mar. Grandes pelágicos patrullan la barrera, destacando los atunes dientes de perro, mientras las mantarayas y las tortugas son habituales cerca de la superficie.

Aquí destacan excelentes puntos de buceo entre los que cabe mencionar: Malayan Wreck, Wall Street, Shark Airport, Seafan Alley, Washing Machine, Amos Rock o Gorgonian channel.

ATOLÓN SUR (SOUTH ATOLL)

Ocupa la tercera parte que el atolón norte y es inconfundible por la presencia de un faro pequeño emplazado en el único islote del atolón, en el extremo sur. Al igual que en el arrecife norte, éste también presenta una plataforma coralina que se convierte en una ladera pronunciada que desciende hasta 10 ó 20 m., y una barrera que baja hasta grandes profundidades. La barrera está cubierta de abanicos de mar y esponjas barril similares a las de North Atoll. Los corales blandos y las especies pelágicas son asombrosas. Son comunes las rayas águila y las mantas raya, mientras que las algas atraen a gran cantidad de tortugas. Con corriente, es habitual observar tiburones grises de arrecife e, incluso, tiburones tigre. En general, los avistamientos son muy parecidos a los de su atolón hermano.

En este atolón podemos significar inmersiones como Delsan Wreck, Ko-ok, Eiger Wall, South West Wall, T-Wreck, Black Rock North y Black Rock South.

JESSIE BEAZLEY REEF

Situado a unos 20 kilómetros al noroeste del Atolón Norte, Jessie Beazley se caracteriza por ser un lugar abundante en atunes, tortugas marinas, barracudas, tiburones de puntas blancas y negras y tiburones grises de arrecife que descansan sobre la arena, en la base de la barrera, especialmente en el extremo occidental. En ocasiones es posible también avistar tiburones ballena, tigres y martillos. En este importante lugar de buceo hay un descenso coralino de entre 5 y 10 m. seguido por una barrera que baja a unos 40 m. antes de perderse en las profundidades. La parte superior del arrecife, cubierta de corales lechuga, está repleta de peces de arrecife. Lo más espectacular de este lugar son los grandes bancos de peces que siguen al submarinista a todas partes. Hay peces ardilla de mandíbulas largas, pargos, unicornios marinos, emperadores, palometas y peces murciélago en cantidades elevadas. Peces ballesta, meros y peces halcón merodean por todas partes. Cada agujero alberga un pez ballesta y es habitual ver mantas raya y rayas águila. En el extremo sur existe un excelente punto de buceo con una espectacular vida marina entre la que destacan especies para macro.

CÓMO LLEGAR

Para llegar desde España a Puerto Princesa, una de las mejores opciones es vía Singapur y luego hasta el Aeropuerto Internacional de Manila para después conexionar con alguna aerolínea local hasta Puerto Princesa. Una vez llegamos a este aeropuerto, el personal del Solitude One nos asistirá y nos llevará hasta el puerto para facilitarnos el embarque.

TEMPORADA

Sólo se puede bucear en Tubbataha Reef durante un corto período de tiempo al año, en concreto, durante los meses de Abril a Junio, época en la que las condiciones de vientos y oleajes lo permiten.

DOCUMENTACIÓN

Se necesita pasaporte en vigor con más seis meses de vigencia y que no se encuentre dañado. No se requiere visado para entrar en Filipinas para estancias inferiores a 21 días. La tasa de salida del país por Puerto Princesa es de 550 pesos filipinos (unos 10,5 €).

IDIOMA

La lengua oficial en Filipinas es el filipino, que tiene su base y deriva directamente del tagalo, aunque existen cerca de 100 dialectos a lo largo de todo el país. Conserva numerosas palabras del léxico español. Gran parte de los filipinos hablan muy bien inglés; este hecho, combinado con su hospitalidad, hace que sea muy fácil integrarse con ellos. En el barco Solitude One, el castellano es la lengua de comunicación.

SANIDAD

No se requiere ningún tipo de vacuna para viajar a esta zona de Filipinas. No existen alertas sanitarias ni casos detectados de epidemias. El Solitude One dispone de equipos de primeros auxilios a bordo para cualquier contingencia médica de buceo o no relacionada con el mismo.

CLIMATOLOGÍA

La temperatura oscila durante este período del año entre 27º y 31º y el clima es tropical. Las lluvias son improbables y apenas hay viento.

ELECTRICIDAD

La electricidad a bordo es de 220 v. 60 hz. y todos los espacios poseen enchufes europeos de dos clavijas redondas y americanos y japoneses de dos clavijas planas. La corriente está disponible 24 horas al día.

DIFERENCIA HORARIA

El huso horario para Tubbataha es UTC + 7 constante todo el año. En nuestro horario de invierno (hora peninsular) debemos añadirle 7 horas, mientras que en el de verano 6 horas.

MONEDA Y PAGOS

La moneda de circulación en Filipinas es el peso filipino (PHP) (1 € = 58,68 PHP). A bordo se puede pagar también con las principales tarjetas de crédito.

BUCEO

La temperatura del agua suele ser constante entre 27º y 29º, aunque suelen haber termoclinas debido a las fosas oceánicas que rodean Filipinas. Para bucear podemos emplear una lycra corta o un traje largo de 3 ó 5 mm., según nuestra sensibilidad al frío. Las inmersiones se realizan con botellas de 12 litros de aluminio (aire o Nitrox) con conexiones DIN o INT, aunque también se puede solicitar botella de 15 litros. Hay inmersiones aptas para cualquier nivel de buceo y otras para las que se requiere cierta experiencia.

FOTOGRAFÍA

Tubbataha es un lugar en donde podemos utilizar toda la gama disponible de objetivos, desde grandes angulares para la fotografía de ambiente hasta el macro.

Camarote cuádruple
2.950 €
Tipos de camarotes:

Cuádruple

Deluxe

Stateroom

Condiciones de pago

El 40 % en el momento de hacer la reserva. El resto, hasta 60 días antes de la salida.

Los pagos pueden efectuarse on line, mediante pago seguro, directamente en nuestra agencia o por transferencia.

Incluye

  • Crucero a bordo del M/V Solitude One según el tipo de camarote escogido.
  • Pensión completa, snacks entre comidas, café, té, agua y refrescos.
  • 1 noche de hotel en Manila en régimen de a/d.
  • Traslados de aeropuerto a barco de crucero.
  • 3 / 4 inmersiones diarias (incluyendo 1 inmersión nocturna).
  • Guía de buceo en lengua española.
  • Botellas, plomos, guía, toalla.
  • Actividad diaria en el Underground river, el río subterráneo más largo del mundo.
  • Seguro de asistencia en viaje.
  • Seguro de buceo incluyendo cámara hiperbárica sin sublímite de cobertura.

No Incluye

  • Billetes de avión Barcelona o Madrid – Manila – Puerto Princesa en clase especial turista (ida y vuelta).
  • Tasas aéreas.
  • Tasas de Parque Marino de Tubbataha (3.000 php).
  • Nitrox (8 $ por inmersión).
  • Tasas salida de Filipinas (750 php, aproximadamente).
  • Gastos personales.
  • Propinas.

M/V Solitude One

Tubbataha Reef

OBSERVACIONES A TENER EN CUENTA

**En todos nuestros precios indicamos el coste de las tasas y carburantes que, en el momento de hacer las tarifas, nos comunican las compañas aéreas.

**El itinerario está sujeto a alteraciones dependiendo de los cambios que puedan realizar las aerolíneas en sus horarios y días de alteración de vuelos.

REQUISITOS PARA VIAJAR Y BUCEAR EN TUBBATAHA REEF

No se exige ningún tipo de vacuna obligatoria para viajar a la provincia de Palawan y al Mar de Sulú.

Los ciudadanos españoles no necesitan obtener visado para viajar a Filipinas para estancias inferiores a 22 días.

Se requiere pasaporte en vigor, con una validez mínima de 6 meses.

Carnet o titulación de cualquier organización reconocida internacionalmente (PADI, ACUC, SSI, FEDAS/CMAS, NAUI).

Carnet o titulación de especialidades (sobre todo, Nitrox).

Es recomendable llevar el Logbook o cuaderno de buceo en el que figuren al número de inmersiones realizadas y la fecha de última inmersión.

De Abril a Junio

Solicita información| Te ayudaremos a responder cualquier duda que tengas acerca de tu viaje

Rutas relacionadas