REVILLAGIGEDO. «NAUTILUS UNDER SEA»

EL REINO DE LOS SEÑORES DEL MAR

El archipiélago de Revillagigedo, Patrimonio Mundial Natural de la Humanidad de la UNESCO, posee cuatro islas deshabitadas: Socorro, Clarión, San Benedicto y Roca Partida. Se considera uno de los mejores buceos del planeta, solo comparable a Galápagos o isla del Coco, por los encuentros con grandes especies marinas: tiburones martillo, puntas blancas, puntas plateadas, galapagueños, tigres, sedosos, mantas gigantes, delfines, etc. Un crucero con el “Nautilus Under Sea”, un barco lleno de carácter e historia de la prestigiosa flota Nautilus Liveaboard.

Nov. - Mayo

11 días - 10 noches

Desde 1 pers.

Precio desde

3.195 €

  • DÍA 1. Salida desde el aeropuerto internacional de Madrid con compañía aérea Aeromexico con destino a San José del Cabo (vía Ciudad de México). Llegada al Aeropuerto Internacional de Ciudad de México. Enlace con vuelo a San José del Cabo.
  • DÍA 2. Llegada al aeropuerto de San José del Cabo (SJD). Embarque en el «Nautilus Under Sea» a partir de las 20:00 horas. Presentación de la tripulación y asignación de los camarotes. Alojamiento en régimen de pensión completa. Navegación con destino a la isla de San Benedicto en el archipiélago de Revillagigedo (23 horas).
  • DÍA 3. Llegada a la isla de San Benedicto por la tarde. Briefing, sesión de orientación y cóctel.
  • DÍA 4. Buceo (3 – 4 inmersiones) en la isla durante todo el día. San Benedicto es la primera isla que se visita en el crucero. Es la tercera más grande del archipiélago y tiene alrededor de 2,6 km. de largo. Posee dos picos prominentes, uno de ellos un cráter volcánico cuyas paredes se han erosionado dejando crestas verticales que se sumergen en el agua. La otra parte de la isla es de vegetación. Una de las inmersiones más importantes en esta isla es The Boiler, un gran pináculo que asoma varios metros en la superficie y en donde se suelen avistar ballenas jorobadas (en temporada), tiburones ballena y tiburones tigre. También es el lugar de congregación de las grandes mantas del Pacífico. En el lado opuesto de la isla está el punto de buceo The Canyon donde también son frecuentes las mantas, delfines, tiburones galapagueños, martillo y tiburones sedosos (Carcharhinus falciformis). Cena «Mexico Taco» en cubierta superior. 
  • DÍA 5. Programa de inmersiones durante todo el día en San Benedicto si lo permiten las condiciones del mar. Por la noche, snorkel con tiburones sedosos. Traslado a la isla de Socorro (travesía 4 – 5 horas). 
  • DÍA 6. Isla de Socorro. Buceo durante todo el día (4 inmersiones). La isla de Socorro se encuentra 30 millas al sur de San Benedicto. Es el lugar donde se halla la Estación Naval de México desde el año 1957. En el centro de la isla se eleva el volcán Evermann, a 1.130 m. sobre el nivel del mar. Dos de los puntos de buceo más interesantes son Aquarium y Cabo PearceAl anochecer, navegación hacia Roca Partida (7 horas).
  • DÍAS 7 y 8. Estos dos días los dedicaremos completamente a bucear en Roca Partida. Llegada por la mañana a Roca Partida y buceo en la isla durante dos días. Roca Partida es un pequeño pináculo situado al oeste de Socorro y San Benedicto. Es la isla más pequeña del archipiélago y atrae a gran cantidad de especies pelágicas y a cardúmenes de jureles y atunes. En sus paredes se encuentran muchos entrantes y salientes que dan refugio a numerosos animales. En sus cuevas podemos observar grupos de tiburones que se hallan durmiendo la mayor parte del tiempo. Son frecuentes las escuelas de tiburones martillo, de puntas blancas, galapagueños, sedodos, mantas gigantes, delfines y, en temporada, ballenas jorobadas en su ruta hacia Alaska. Por la noche, inicio de la navegación hacia Los Cabos.
  • DÍA 9. Llegada al puerto de Los Cabos a las 20:00 tras 23 horas de navegación. Cena y pernocta a bordo.
  • DÍA 10. Desayuno y, a las 08:30, desembarco. Llegada al aeropuerto de San José del Cabo para tomar vuelo con destino a Madrid (vía México Ciudad de México). Llegada al Aeropuerto de Ciudad de México DF. Enlace con vuelo a Madrid. Noche a bordo.
  • DÍA 11. Llegada al Aeropuerto de Madrid. Enlaces con otros aeropuertos de España. FIN DEL VIAJE.

ACCIÓN SUBMARINA ENTRE LAS GRANDES MANTAS DEL PACÍFICO

El archipiélago de Revillagigedo, o islas de Revillagigedo, más conocido como “Socorro” (en alusión a una de sus islas), se encuentra a unas 245 millas náuticas al sur de la Baja California. Estas islas remotas y salvajes forman parte del estado de Colima y fue nombrado así en honor al conde de Revillagigedo. El 6 de junio de 1994 las islas fueron declaradas mediante decreto “Área Natural Protegida”, poniendo de relieve la riqueza biológica e importancia geológica de las mismas. El 15 de noviembre de 2008 obtuvieron el estatus de “Reserva de la Biosfera” y se establecieron en el archipiélago cuatro áreas correspondientes a las cuatro islas deshabitadas: Isla Socorro, Isla Clarión, Isla San Benedicto e Isla Roca Partida así como su respectivo territorio marino. Y, finalmente, el archipiélago quedó inscrito el 17 de Julio de 2016 en la Lista del Patrimonio Mundial Natural de la Humanidad de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO).

El completo aislamiento de este archipiélago en medio del Pacífico ha favorecido la concentración de una gran vida marina que lo ha convertido en uno de los destinos obligados de buceo de todo el planeta. Revillagigedo es sinónimo de gran acción submarina y buceo con pelágicos y megafauna. Se considera uno de los mejores buceos del planeta, solo comparable a Galápagos (de hecho, también se conoce a las islas como las “Galápagos mexicanas” o “las pequeñas Galápagos”) o la isla del Coco, por los encuentros con grandes especies marinas, entre ellas una gran variedad de tiburones de hasta seis tipos (martillos, sedosos, puntas blancas, puntas plateadas, galapagueños y tigres), mantas gigantes del Pacífico (especialmente en la isla de San Benedicto, el mejor lugar del mundo para disfrutar con estos animales) y delfines. No debemos olvidar los tiburones ballena, que suelen pasar de noviembre a diciembre y entre finales de abril y mayo por este entorno marino. A todo esto hay que añadir los grandes cardúmenes de carángidos (como jureles, o los wahoo, Acanthocybium solandri) y túnidos (el atún de aleta amarilla más grande del mundo se halla en estas aguas) así como especies endémicas que solo se pueden avistar en Revillagigedo.

El archipiélago mexicano de Revillagigedo conforma un grupo de cuatro islas volcánicas de distinto tamaño que se localizan en el Pacífico oriental, a unos 386 km. al suroeste del extremo sur de la península de Baja California. Incorrectamente también se les conoce con el nombre de Socorro (el mismo de su isla principal), posiblemente debido a lo algo impronunciable de su nombre auténtico, sobre todo para el hablante anglosajón. La superficie total del archipiélago es de 169 km² y se la reparten sus cuatro islas:

a) Isla San Benedicto (antiguamente llamada isla Anublada o Nublada). 5,94 km² con una altura máxima de 310 m. en el volcán Bárcena, al sur de la isla. Sólo existe una erupción histórica documentada del Bárcena; fue entre 1952 y 1953 y destruyó la mayor parte de la flora y fauna terrestre.

b) Isla Socorro (antiguamente llamada isla Santo Tomás). 132 km². Es la isla principal y en su centro se encuentra el volcán Evermann, de 1.130 m.; su última erupción data de 1993. La isla tiene forma de rombo irregular y termina por el norte en el cabo Middleton y por el sur en un ángulo formado por el cabo Rule y las bahías de Braithwait y Binner’s Cove, entre las cuales hay una pequeña bahía conocida con el nombre de Vargas Lozano. El 13 de Enero de 1957 la Armada mexicana llevó a cabo una expedición al mando del capitán de navío Donaciano Hernández con 250 hombres en dos fragatas, Papaloapan y California, con la misión de colonizar la isla. A partir de entonces se estableció una estación naval que perdura en la actualidad. Tiene una capacidad para 235 personas (entre militares y familias) que se asientan en una villa en las proximidades de la bahía. La estación cuenta con un muelle, helipuerto local, aeropuerto, estación meteorológica, sección sanitaria, planta potabilizadora.

c) Isla Clarión (antiguamente llamada isla Santa Rosa). 19,80 km². Es la isla más occidental del archipiélago y posee una altura máxima de 335 m. en el monte Gallegos. No se suele visitar en cruceros de buceo debido a la lejanía con las otras tres.

d) Isla Roca Partida. Se trata de un pequeño islote de solamente 1,4 ha. Tiene unos 100 m. de longitud y presenta dos cabezos de 34 y 25 m. de altura.

PROTECCIÓN AMBIENTAL DEL ARCHIPIÉLAGO

El 6 de junio de 1994 el archipiélago de Revillagigedo fue declarado Área Natural Protegida con carácter de Reserva Especial de la Biosfera por el Ejecutivo Federal, mediante un decreto que culminaba los esfuerzos emprendidos para lograr su protección, relevante tanto por su gran riqueza biológica e importancia geológica, como por su ubicación, ya que ampliaba la zona económica exclusiva de México.

Posteriormente, el 15 de noviembre de 2008 obtuvo otro reconocimiento internacional, y las islas fueron declaradas como Reserva de la Biosfera por la Unesco, integrada por cuatro áreas —isla Socorro, isla Clarión, isla San Benedicto e isla Roca Partida— así como de su respectivo territorio marino.

Por sus características excepcionales de belleza y riqueza natural, paisajes terrestres y marinos, sus ecosistemas, procesos biológicos y ecológicos, así como su biodiversidad, el archipiélago de Revillagigedo quedó inscrito el 17 de Julio de 2016 en la Lista del Patrimonio Mundial Natural de la Humanidad de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO). La inscripción fue aprobada por el Comité del Patrimonio Mundial reunido en su sesión número 40 que se celebró en Estambul, Turquía. Esta nueva inscripción en la lista de lugares naturales protegidos por la Unesco, completaba un arco de islas patrimonio de la humanidad que, en el continente americano y el océano Pacífico, empezó en las Galápagos, pasando por la isla colombiana de Malpelo y la costarricense Isla del Coco. De esta forma, México se convertía en el primer país de América Latina y el Caribe y el sexto a nivel mundial con el mayor número de bienes registrados en esta categoría, con un total de 34.

El 25 de noviembre 2017, el presidente de México, Enrique Peña Nieto, decretó como Parque Nacional al archipiélago de Revillagigedo, convirtiéndolo así en el más grande de América del Norte, para asegurar su conservación y proteger las centenares de especies que habitan en él. «Esta maravillosa área natural protegida constituye un invaluable patrimonio de México, y también una enorme responsabilidad», dijo el mandatario en su discurso previo a la firma del decreto del Parque Nacional de Revillagigedo en la residencia de Los Pinos.

UNA AUTÉNTICA AVENTURA DE BUCEO

ISLA DE SAN BENEDICTO

Esta isla suele ser el primer lugar de buceo que se visita en todos los cruceros. Tras cerca de 24 horas de navegación desde Cabo San Lucas para cubrir los más de 380 km. que separan los dos puntos, empieza la primera toma de contacto en el archipiélago. En la isla de San Benedicto destacan dos puntos de inmersión.

“EL CAÑÓN”

Al sur de la isla, se trata de un inmenso desfiladero sumergido formado por una cordillera de pequeñas montañas de roca volcánica que se abre en sus dos lados a mar abierto. Siempre pegados a la roca, a resguardo de la corriente, podemos observar la gran actividad marina protagonizada por jureles (Caranx sexfasciatus), copetonas o viejas mexicanas (Bodianus diplotaenia), peces ángel de Clarión (Holacanthus clarionensis), peces mariposa barbero (Johnrandallia nigrirostris) y otras muchas especies. Dentro de los pelágicos, las mantarrayas gigantes (Manta birostris) son visitantes residentes y es muy frecuente avistar tiburones sedosos (Carcharhinus falciformis) y galapagueños (Carcharhinus galapagensis). Con menos asiduidad acude el tiburón tigre (Galeocerdo cuvier), el martillo (Sphyrna lewini) y el ballena (Rhincodon typus).

“EL BOILER” O “EL HERVIDERO”

Sin duda, se trata de una de las inmersiones más famosas de todo el mundo y, posiblemente, el lugar donde existe la mayor agregación de mantarrayas gigantes (Manta birostris) residentes, incluyendo su rara variante negra, pocas veces vista en otras partes del planeta. Además, el considerable tamaño de éstas, superando los 6 m. de envergadura, aún hace más especial este lugar. Este fenómeno ha dado lugar a muchos estudios por parte de biólogos marinos. Este punto, al noroeste de la isla, se trata de un pináculo o bajo rocoso volcánico sumergido y alejado de la costa unos cientos de metros.

 La inmersión no presenta especial dificultad siempre y cuando permanezcamos cercanos a la roca. El Boiler es, en realidad, una estación de limpieza para estas mantarrayas que acuden aquí desde el océano por una simple cuestión higiénica. La piel de estos gigantes suele albergar enormes rémoras y numerosos parásitos que se van adhiriendo durante sus travesías. Pero esta tarea de limpieza que, por lo general, está confiada en otras partes a los lábridos, aquí es responsabilidad del pez ángel de Clarión (Holacanthus clarionensis), una especie endémica de este lugar. La misión de estos limpiadores es la de picotear su piel para liberar a las mantas de sus incómodos huéspedes. Además, la actitud amistosa de las mantarrayas es asombrosa y parece, incluso, que les agrade el contacto tan cercano con los buceadores. Según el momento, las concentraciones pueden llegar hasta doce ejemplares. Quizás porque nuestra visión está constantemente fijada en estos placenteros elasmobranquios, no advertimos la presencia de otros habitantes de El Boiler como los bancos de carángidos, los tiburones sedosos, tiburones de puntas blancas y algún ejemplar de tiburón tigre y martillo. Otra atracción de esta inmersión es la presencia de numerosos delfines mulares o de nariz de botella (Tursiops truncatus) que, en grupos que pueden llegar hasta los 20 ejemplares, nos proporcionarán encuentros muy cercanos. Estos maravillosos delfines llegan a ser tan amigables y cercanos que podríamos hasta abrazarlos.

ISLA ROCA PARTIDA

El pequeño islote de Roca Partida se encuentra bastante alejado de San Benedicto y Socorro (a unas 9 horas de navegación). Al no tener ningún lugar seguro de refugio para las embarcaciones, tienen que darse muy buenas condiciones marítimas y meteorológicas para poder llegar a este punto. Este solitario islote es, en realidad, la cresta de un volcán sumergido. Aparece característicamente esculpido por la fuerza del océano y cubierto en su totalidad por las deyecciones de las aves marinas que lo utilizan como parada en sus recorridos migratorios. Otro lugar de inmersión mítico que presenta unas rectas paredes que caen a plomo sobre el azul hasta profundidades superiores a los 200 m. El control de la flotabilidad y estar al tanto del profundímetro en todo momento es necesario en este punto de buceo. Las escasas cornisas y huecos son aprovechados por multitudes de tiburones puntas blancas (Triaenodon obesus) para descansar. Las fuertes corrientes ascendentes que circulan por las paredes del islote les aportan el oxígeno necesario para poder permanecer inmóviles. La inmersión transcurre alrededor del perímetro de la isla y la vida marina es totalmente desbordante. A las especies más comunes que hemos mencionado para el archipiélago, podemos añadir los enormes bancos de atunes de aleta amarilla o rabiles (Thunnus albacares) y, en ocasiones, se producen avistamientos de pequeños grupos de wahoos (Acanthocybium solandri). También en este lugar se concentran los seis tipos de tiburones del archipiélago, incluido el ballena, así como alguna mantarraya.

ISLA SOCORRO

El paso por la isla más grande del archipiélago es obligatorio para presentar nuestra documentación y pagar las tasas a las autoridades militares del parque. Pero también es buena ocasión para aprovechar y sumergirnos en alguna buena inmersión que presenta la isla.

«CABO PEARCE»

Es la mejor inmersión que podemos hacer en la isla Socorro. Se trata de un punto de bella orografía caracterizada por la presencia de cañones y pináculos que se sitúan en la lengua de roca volcánica que se interna en el océano. Por lo general, los curiosos delfines mulares siempre nos acompañarán durante la inmersión. El interés de la misma se centra en la presencia de algunas especies propias de esta isla como las langostas del género Panulirus y, en concreto, la Panulirus penicillatus, que encuentran cobijo en las numerosas grietas y del pez halcón gigante o mero chino (Cirrhitus rivulatus). También es frecuente observar algún ejemplar del muestrario de los distintos escualos que se congregan en el archipiélago.

Camarote triple
3.195 €
Camarote triple. 3.195 €

Camarote doble. 3.295 €

Suite. 3.795 €

Premium suite. 4.395 €

Condiciones de pago

El 40 % en el momento de hacer la reserva. El resto, hasta 60 días antes de la salida.

Los pagos pueden efectuarse on line, mediante pago seguro, directamente en nuestra agencia o por transferencia.

Incluye

  • 9 días / 8 noches en el barco de crucero “Nautilus Under Sea” en camarote escogido.
  • Régimen de pensión completa con 3 comidas al día. Cena especial.
  • Cóctel de bienvenida, refrescos, aperitivos, agua, café y té.
  • Paquete de inmersiones: 4 diarias según condiciones. Total, 21-22 inmersiones.
  • Snorkel nocturno con tiburones sedosos.
  • Guías de buceo experimentados de habla hispana.
  • Localizador Nautilus GPS.
  • Uso de kayaks y stand up paddleboard.
  • Impuestos de México.
  • Botellas, plomos, cinturón y toalla.
  • Seguro de asistencia en viaje.
  • Seguro de buceo, incluyendo cámara hiperbárica sin sublímite de cobertura.

No Incluye

  • Billetes de avión Madrid – Ciudad de México – San José del Cabo en clase especial turista (ida y vuelta) con compañía aérea Aeromexico.
  • Billetes de avión desde otro punto de España a Madrid.
  • Tasas aéreas.
  • 1 noche en San José del Cabo o en aeropuerto de Ciudad de México en régimen de alojamiento y desayuno (si fuera necesario en función de los horarios aéreos).
  • Traslados aeropuerto San José del Cabo – barco de crucero (25 $ por trayecto).
  • Bebidas alcohólicas.
  • Tasas de Parque Marino y de zarpe (65 $ por persona, a reconfirmar).
  • Nítrox (opcional, 100 $ todo el crucero).
  • Botella de 15 litros (65 $ todo el crucero).
  • WiFi (100 $ por viaje).
  • Equipo de buceo.
  • Gastos personales.
  • Propinas.

Nautilus Under Sea

OBSERVACIONES A TENER EN CUENTA

**En todos nuestros precios indicamos el coste de las tasas y carburantes que, en el momento de hacer las tarifas, nos comunican las compañas aéreas.

**El itinerario está sujeto a alteraciones dependiendo de los cambios que puedan realizar las aerolíneas en sus horarios y días de alteración de vuelos.

REQUISITOS PARA VIAJAR Y BUCEAR EN EL ARCHIPIÉLAGO DE REVILLAGIGEDO

No se exige ningún tipo de vacuna obligatoria para viajar a México.
Los ciudadanos españoles no necesitan obtener visado para viajar a México.
Se requiere pasaporte en vigor, con una validez mínima de 6 meses.
Carnet o titulación de cualquier organización reconocida internacionalmente (PADI, ACUC, SSI, FEDAS/CMAS, NAUI).
Carnet o titulación de especialidades (sobre todo, Nitrox).
Es recomendable llevar el Logbook o cuaderno de buceo en el que figuren al número de inmersiones realizadas y la fecha de última inmersión.

De Noviembre a Mayo

Solicita información| Te ayudaremos a responder cualquier duda que tengas acerca de tu viaje

Rutas relacionadas