TETIAROA. «THE BRANDO» & TOP DIVE

CUNA DE LA BIODIVERSIDAD MARINA EN LA ISLA DE MARLON BRANDO

Tetiaroa, la isla de Marlon Brando, es una auténtica joya de Polinesia, única en el mundo. Debido a un programa de conservación y protección de las especies marinas, es un santuario de biodiversidad de todo el Pacífico Sur en donde destaca la multitud de peces de arrecife y la presencia continua de pelágicos. Todo ello desde el prestigioso y exclusivo hotel The Brando, un complejo de lujo con una visión ecológica del turismo.

Todo el año

12 días - 11 noches

Desde 1 pers.

Precio desde

Consultar

Salidas garantizadas desde una persona

  • DÍA 1. Salida desde el aeropuerto internacional de Madrid o Barcelona con compañía aérea a determinar. Noche a bordo.
  • DÍA 2. Llegada al aeropuerto de Tahití Faa’a (PPT). Bienvenida y asistencia en el aeropuerto Traslado a hotel en Papeete. Alojamiento en régimen de desayuno.
  • DÍA 3. A la hora convenida, traslado a la terminal privada de Air Tetiaroa en el aeropuerto de Papeete. Los viajes de Tahití a Tetiaroa se realizan con vuelos privados operados por Air Tetiaroa, el único servicio de transporte de pasajeros en la isla. Vuelo de 20 minutos y llegada a la isla de Tetiaroa. Traslado al hotel The Brando. Alojamiento en Bedroom Villa en régimen de pensión completa y todo incluido.
  • DÍAS 4 a 8. Inmersiones durante 5 días (paquete de buceo de 10 inmersiones, ampliables a 15) en puntos de inmersión del atolón de Tetiaroa.
  • DÍA 9. Día libre para realizar actividades por la isla.
  • DÍA 10. Desayuno y traslado al aeropuerto de la isla de Tetiaroa para tomar vuelo de Air Tetiaroa con destino Tahiti. Llegada al aeropuerto de Tahití Faa’a (PPT) y enlace con el vuelo internacional a Madrid o Barcelona (compañía aérea a determinar).
  • DÍA 11. Día de vuelo.
  • DÍA 12. Llegada al aeropuerto de Madrid o de Barcelona. FIN DEL VIAJE.

LA POLINESIA FRANCESA

La Polinesia Francesa (en francés Polynésie Française; en tahitiano Porinetia Farani) es una colectividad de ultramar francesa localizada al sur del océano Pacífico. Está compuesta de varios grupos de islas, siendo Tahití, en las Islas de la Sociedad, la más famosa y poblada de ellas.

Papeete, la capital y la localidad más grande, se localiza en esta isla. La Polinesia francesa se compone de cinco archipiélagos que conforman cinco divisiones administrativas. Cada una de ellas ofrece paisajes radicalmente diferentes:

Islas Marquesas. A 1.500 km de Tahití, el archipiélago de las Marquesas (Nuku Hiva, Hiva Oa, etc.), ubicado muy cerca del ecuador, está formado por un grupo de islas altas de tipo volcánico, sin laguna ni gran arrecife coralino.

Las Marquesas, llamadas también Te Enua Enana (“Tierra de hombres), ofrecen pocas playas pero, por el contrario, paisajes grandiosos donde los cerdos, cabras, ovejas, caballos salvajes galopan libremente. Los altos acantilados legendarios, los picos volcánicos, los impresionantes vestigios históricos ocultos en la naturaleza salvaje que lo domina todo, las playas increíbles: las Islas Marquesas son sencillamente un lugar increíble.

Islas de la Sociedad. Al oeste, el archipiélago de la Sociedad, comprende las islas de Barlovento (Tahití, la mayor de las islas polinesias, con Papeete como capital administrativa, Moorea, etc.) y las islas de Sotavento (Raiatea, Tahaa, Huahine, Bora-Bora, Maupiti, etc.). Está formado por islas altas rodeadas por un arrecife de coral y una laguna que bordea la costa. Es la región más grande y poblada del territorio.

Archipiélago de las Tuamotu. Ubicado a 300 km al noreste de Tahití, el archipiélago de Tuamotu está compuesto exclusivamente por islas bajas de origen coralino llamadas atolones, vastas franjas circulares de arena cubiertas de cocoteros y delimitando una laguna interior con agua turquesa. Están formadas por 77 atolones que se extienden a lo largo de 1.497 km. Se trata de una región a la altura de su fama.

Estas islas, situadas en el extremo del mundo, son literalmente un paraíso terrestre. Las plantaciones de cocoteros cubren los motu, islotes del arrecife coralino que combinan la belleza inmaculada de las lagunas con un mundo submarino excepcional.

Las Islas Gambier. El Archipiélago de Gambier situado en el extremo oriental del territorio, aproximadamente a 1.600 km de Tahití, consta de una inmensa laguna protegida por un arrecife de coral y salpicada por una decena de islas altas, restos de un enorme cráter ahora sumergido. El turismo aún está muy poco desarrollado allí, al igual que en las islas Australes. Este archipiélago es el más remoto y menos poblado de la Polinesia Francesa. Sólo 1.000 habitantes residen en estas cuatro islas montañosas que comparten la misma laguna, Mangareva, Akamaru, Aukena y Taravai, a lo que se suman decenas de islotes, denominados motu.

Islas Australes. El archipiélago de las Australes (Tubuai, Rurutu, etc.), ubicado en el extremo sur como su nombre indica, está conformado por 7 islas altas bordeadas por una laguna y un arrecife. Estos volcanes antiguos con suaves relieves y con clima subtropical son adecuados para la horticultura. Las islas Australes son el lugar de encuentro de las ballenas jorobadas que se congregan allí todos los años de julio a octubre. El clima es más fresco que en Tahití, ofreciendo a estas islas un sistema ecológico propio, que favorece la autosuficiencia y ofrece un encanto mágico y auténtico.

Las islas de la Polinesia Francesa suman un total de 4.167 km² (de los que 3.265 km² corresponden a islas habitadas) y se encuentran esparcidas sobre 2.500.000 km² de océano, una superficie equivalente a Europa. Está compuesta por varios grupos de islas de origen volcánico o coralino, situadas en un área de alta actividad sísmica.

La isla más grande es Tahití. En total, la Polinesia Francesa cuenta con un total de 118 islas de origen volcánico o coralíneo, de las cuales, Tahití, ubicada en las islas de la Sociedad, es la más famosa y la que tiene más habitantes de todas. Papeete, la capital y la localidad más poblada, se localiza en esta isla.

De acuerdo con el censo de 2002, la población total del territorio era de 245.405 habitantes, el 83% de los cuales es de origen polinesio, el 12% caucásico y el 5% asiático. Ese mismo año, el 69% del total de la población de la Polinesia Francesa vivía en la isla de Tahití. El área urbana de Papeete, la ciudad capital, contaba con 127.635 habitantes.

El clima de estas islas es de tipo tropical, soleado y muy agradable ya que está atemperado por los vientos alisios. En realidad, solo existen 2 estaciones: de noviembre a abril cuando el clima es caluroso y húmedo y de mayo a octubre con un clima fresco y seco.

EL EDÉN DE LOS MARES DEL SUR

Una cultura viva, una hospitalidad legendaria, un pueblo alegre, una naturaleza generosa y muy preservada, unos fondos marinos de una riqueza y esplendor sin igual, unas especialidades culinarias y una infraestructura hotelera con algunos de los establecimientos más bellos del mundo hacen de la Polinesia Francesa, el edén de los mares del sur.

EL BUCEO EN POLINESIA

Existen tres principales entornos marinos que se pueden explorar en Polinesia: las lagunas, las laderas oceánicas de los arrecifes y los pasos entre los arrecifes. Excepto en las Marquesas, en las que apenas hay arrecifes, las islas altas como Tahití, Moorea, Huahine y Bora Bora están rodeadas de lagunas que alcanzan una profundidad media de 30 m. Todos los atolones de las Tuamotu, junto con los atolones de Maupiti y Tetiaroa, forman una gran laguna central encerrada por un arrecife de coral. Estas lagunas, protegidas de las olas por sus arrecifes, son fácilmente accesibles desde la costa o en pequeñas embarcaciones. Sus aguas son la morada de una gran variedad de esponjas, ostras y conchas, mientras que sus pináculos de coral proporcionan un hábitat natural para especies de peces como el angelote, el pez loro, las castañuelas, el pez mariposa, los peces soldado, los emperadores de nariz larga y el mero.

En estas islas se encuentra un buceo de primer orden. Son famosas sus inmersiones en los canales entre atolones con unas corrientes fuertes, pero que nos ofrecerán encuentros inolvidables: cientos de tiburones grises, puntas blancas, puntas negras, puntas plateadas, nodrizas, mantas…

Las inmersiones de arrecife nos permitirán contemplar paisajes coralinos impecables, con cientos de peces de colores y las especies que tanto le gustan a los fotógrafos: nudibranquios, peces hoja, gobios …

EL ARCHIPIÉLAGO DE LA SOCIEDAD

El archipiélago de La Sociedad, formado por dos grupos (Barlovento y Sotavento), es donde se encuentran las islas más conocidas y de más fácil acceso. Tahiti, Moorea y Bora Bora, las tres con el clásico relieve de una isla volcánica central rodeada por un arrecife a cierta distancia de la costa. Son las tres islas más visitadas.  Huaine, Raiatea y Tahaa tienen geografía similar pero menos turistas. Son aptas para vacaciones más reposadas. Maupiti no tiene hoteles de turismo y atrae al visitante aventurero. Tetiaroa, en cambio, es un atolón: anillo coralino que apenas emerge por sobre la superficie del mar.

LA ISLA DE TETIAROA

Hay algunos lugares que se pueden sentir. Hechizan al visitante de inmediato. Es el caso de Tetiaroa. Verdadera joya natural de Polinesia, el atolón de Tetiaroa es un lugar único y exclusivo en el mundo. Situado justo al norte de la isla de Tahití, en el archipiélago de la Sociedad y en las islas de Barlovento, Tetiaroa es una de las pocas islas atolónicas de este archipiélago y, debido a un programa de conservación y protección de las especies marinas, es un santuario de biodiversidad de todo el Pacífico Sur.

Santuario para aves, tortugas y todo tipo de especies marinas, Tetiaroa es venerada por los tahitianos que la consideran un lugar sagrado. Tan sagrado que antaño este atolón con playas de arena blanca y cocoteros era el lugar de vacaciones reservado para la realeza tahitiana. En sus aguas encontraremos multitud de peces de arrecife (ballestas, loros, cirujanos), hermosos jardines de coral así como pelágicos: puntas blancas, grises de arrecife, rayas águila, rayas leopardo, tortugas, atunes dientes de perro, etc. Nuestro centro de buceo Top Dive se encuentra en el prestigioso hotel The Brando, un complejo de lujo con una visión ecológica del turismo.

Tetiaroa alberga una de las colonias de aves más destacadas de Polinesia, con el charrán blanco, el alcatraz pardo, la fragata, el rabijunco común, el petrel y, sobre todo, con la única colonia de charrán piquigualdo conocida en las islas de Barlovento. Las aves acuden a reproducirse en este oasis de paz inhabitado y su entorno debe ser preservado de todas las formas posibles. Entre sus islotes, Tahuna Iti, “La isla de las aves”, es una reserva nacional para aves marinas.

MARLON BRANDO Y TETIAROA

“My mind is always soothed when I imagine myself sitting on my South Sea island at night. If I have my way, Tetiaroa will remain forever a place that reminds Tahitians of what they are and what they were centuries ago”

Marlon Brando llegó a Tetiaroa durante el rodaje de “Rebelión a bordo” (“Mutiny of the Bounty”, 1962) y se quedó tan encantado por belleza de la isla y cautivado por la vida polinesia (además de la protagonista, Tarita, el amor de su vida) que decidió encontrar una manera de poseer este pedazo de paraíso. Logró su objetivo en 1967 y adquirió el atolón durante los 99 años siguientes. Aquí se instaló finalmente y encontró su hogar. Brando se convirtió en un apasionado de la preservación de la belleza natural, la biodiversidad y la riqueza cultural de Tetiaroa de tal modo que la convirtió en un centro de investigación y un modelo de sostenibilidad.

En 1999 le pidió a Richard Bailey, un residente de Tahití que compartía la pasión de Brando por el medio ambiente y que había creado algunos de los mejores centros turísticos de la región, que le ayudara a concebir un plan que le permitiera alcanzar su sueño. Y así, en la isla de Onetahi, crearon “The Brando”, un resort en donde conjugaron las nuevas tecnologías más innovadoras y lujosas con una visión ecológica del turismo y el respeto por el medio ambiente.

Inaugurado en 2014 en el motu Onetahi, TheBrando establece un nuevo modelo de alojamiento de lujo en las islas de Tahití. Tiene un carácter único ya que es totalmente autónomo a nivel energético gracias a unos paneles solares y aceite de coco. Un elemento clave es una estación de acondicionamiento de agua marina que produce aire frío a partir del agua del océano recogida a 960 m. de profundidad. Prácticamente invisibles desde el mar, las 35 residencias se integran maravillosamente en el magnífico paisaje. Una eco-estación científica contribuye a la investigación, promoción y educación relacionada con Tetiaroa y su increíble biodiversidad. Una planta desalinizadora proporciona agua fresca al resort, mientras que el agua de lluvia es recogida en los edificios técnicos. El resort está acreditado con el LEED platino, la certificación más exigente sobre el impacto medioambiental de las nuevas construcciones. Los otros islotes del atolón siguen teniendo una explotación de bajo nivel y son utilizados para la observación científica y recogida de datos.

Nuestro centro de buceo Top Dive ofrece un servicio profesional y de calidad que permite descubrir los increíbles sitios de buceo del atolón con total comodidad. Tetiaroa es el único atolón del archipiélago de las Islas de Barlovento. Su laguna de aguas cristalinas está rodeada por 13 motus. Completamente cerrado, su arrecife no proporciona acceso navegable a la laguna desde mar abierto. Estos motus ofrecen un pequeño paraíso preservado y protegido, lleno de vida marina y fauna rica y variada, así como fondos marinos excepcionales, lo que también es objeto de estudios y observaciones por parte de los oceanógrafos. Este atolón es también una verdadera reserva para las aves marinas, entre ellas el Motu Tahuna Iti, también conocido como la “isla de los pájaros”, donde vienen a criar fragatas, alcatraces, piqueros marrones tropicales de cola blanca y piqueros patas roja.

LUGARES DE INMERSIÓN EN TETIAROA

LES CANYONS

Sin duda, se trata de la inmersión más interesante del atolón virgen de Tetiroa. El punto de buceo se encuentra al sur del atolón, fuera del lagoon, a solo un corto viaje en barco desde el hotel The Brando. El azul brillante del agua y la visibilidad es extraordinaria. Mientras descendemos por la pendiente del arrecife, una abundancia de peces multicolores forman remolinos rítmicamente en un espectáculo embriagador … descubrimos peces mariposa, heniochus y ballestas jugando con el retorno de las olas. Al llegar a una profundidad de 20 m., se abren a nuestra vista un laberinto de cañones encajados. A nuestro alrededor, la cantidad de corales y los voladizos sobre las rocas, son el hábitat de peces soldado. En el fondo, los tiburones de puntas blancas patrullan tranquilamente. Nos adentramos en los cañones y entramos en otra dimensión subacuática … es maravilloso ver el juego de contraluces que proporcionan los rayos solares en este ambiente. Fuera de los cañones, el arrecife se estrecha y en el azul un grupo de rayas águila vuelan elegantemente. Los napoleones y las barracudas nos van acompañando hasta el final de la inmersión. Una experiencia inolvidable en este santuario de la biodiversidad polinesia.

EDEN PARK

Después de 15 minutos de navegación, nos sumergimos en una meseta salpicada de arrecifes de coral que albergan numerosos peces coloridos de arrecife: cirujanos, mariposas, peces payaso … La luz del sol se refleja en la arena y ofrece un precioso entorno. En la parte más profunda, entre 15 y 20 m., el arrecife ofrece un paso a los tiburones de puntas blancas, rayas leopardo, barracudas y tortugas.

LE CIRQUE

Inmersión ideal para principiantes o para hacer una check dive, Le Cirque presenta una profundidad máxima de 15 m. El arrecife, rico en peces tropicales, se dispone en forma de arco sobre un fondo arenoso. Presencia frecuente de tortugas que vienen a alimentarse y descansar a este punto de buceo.

AQUARIUM

Inmersión de lagoon, a 20 minutos del centro de buceo, Aquarium se encuentra entre dos hermosos motus (islotes). Los arrecifes coralinos están repletos de una increíble concentración de peces tropicales.

LES PINNACLES

El lugar de inmersión de Les Pinnacles se encuentra en el lagoon y presenta dos arrecifes coralinos que emergen desde el fondo y sirven de abrigo a numerosas especies. El buceo se realiza a una profundidad máxima de 8 m.

Bedroom Villa
Consultar

Condiciones de pago

El 40 % en el momento de hacer la reserva. El resto, hasta 60 días antes de la salida.

Los pagos pueden efectuarse on line, mediante pago seguro, directamente en nuestra agencia o por transferencia.

Incluye

  • 8 días / 7 noches en el hotel The Brando en régimen de pensión completa y Todo Incluido.
  • Refrescos, cerveza, vino y champagne francés.
  • Servicio de mini-bar.
  • Asistencias en todos los aeropuertos.
  • Traslados de aeropuerto Tetiaroa a The Brando.
  • 10 inmersiones en barca y guiadas en el atolón de Tetiaroa con Top Dive.
  • Botellas, plomos, guía.
  • Nitrox.
  • Una excursión por persona y día según la lista propuesta.
  • Un tratamiento de spa de 50’ y persona en el Varua Te Ora Polynesian Spa.
  • Acceso a la sala de fitness y cancha de tenis.
  • Kayak, paddle board, canoa y equipo de snorkel.
  • Una bicicleta por persona.
  • Acceso ilimitado a Internet y WiFi en la habitación y áreas públicas.
  • Tasas de Polinesia: 5% de IVA, 5% de impuesto turístico y 5% de impuesto de servicio.
  • Seguro de viaje.
  • Seguro de buceo incluyendo cámara hiperbárica sin sublímite de cobertura.

No Incluye

  • Vuelos aéreos Madrid o Barcelona / Tahití Faa’a (ida y vuelta).
  • Vuelo doméstico Tahití Faa’a – Tetiaroa con Air Tetiaroa (ida y vuelta).
  • Tasas aéreas.
  • 1 noche de alojamiento en Tahiti en régimen de desayuno.
  • Bebidas premium.
  • Impuesto municipal (1,26 € / persona / noche, a pagar directamente en hotel).
  • Inmersiones adicionales.
  • Equipo de buceo.
  • Excursiones opcionales y otras actividades.
  • Gastos personales.
  • Propinas.
  • Visado ESTA de entrada a Estados Unidos (en caso de volar por ese país).

The Brando

OBSERVACIONES A TENER EN CUENTA

**En todos nuestros precios indicamos el coste de las tasas y carburantes que, en el momento de hacer las tarifas, nos comunican las compañas aéreas.

**El itinerario está sujeto a alteraciones dependiendo de los cambios que puedan realizar las aerolíneas en sus horarios y días de alteración de vuelos.

REQUISITOS PARA VIAJAR Y BUCEAR EN LA POLINESIA FRANCESA

No se exige ningún tipo de vacuna obligatoria para viajar a Polinesia Francesa.
Los ciudadanos españoles no necesitan obtener visado para viajar a Polinesia Francesa.
Se requiere pasaporte en vigor, con una validez mínima de 6 meses.
Carnet o titulación de cualquier organización reconocida internacionalmente (PADI, ACUC, SSI, FEDAS/CMAS, NAUI).
Carnet o titulación de especialidades (sobre todo, Nitrox).
Es recomendable llevar el Logbook o cuaderno de buceo en el que figuren al número de inmersiones realizadas y la fecha de última inmersión.

Todo el año

Solicita información| Te ayudaremos a responder cualquier duda que tengas acerca de tu viaje

Rutas relacionadas