MALAPASCUA Y MOALBOAL

LOS SECRETOS MEJORES GUARDADOS DE FILIPINAS

Viaje en grupo de buceo exclusivo de Aspasia Dive combinando los dos mejores destinos de las Visayas centrales en Filipinas con un programa de 24 inmersiones: Malapascua y Moalboal. Un escenario con una explosión de vida en pleno corazón del “Triángulo de Coral” en el que se dan cita innumerables especies marinas difíciles de encontrar en otros lugares. Y como inmersión estrella, Monad Shoal en Malapascua, el único lugar del planeta donde se ve con regularidad el tiburón zorro. Buceo con los prestigiosos centros Sea Explorers en Malapascua y Turtle Bay en Moalboal.

21 Junio - 1 Julio 2020

11 días - 10 noches

Desde 1 pers.

Precio sin tasas aéreas

2.388 €

ITINERARIO. SALIDA DESDE BARCELONA. PARA SALIDAS DESDE MADRID, CONSULTAR.

  • Día 21 de Junio (domingo). Salida desde el aeropuerto de Barcelona con vuelo de la compañía Singapore Airlines destino Mactan (Cebú) a las 10:10. Equipaje permitido de 30 Kg. Noche a bordo.
  • Día 22 de Junio (lunes). Llegada a Singapur a las 07:00. Escala de 03:15. Enlace con vuelo a Mactan (Cebú) a las 10:15. Llegada a Mactán (Cebú) a las 13:55. Recepción en aeropuerto y traslado por carretera y barca al resort Ocean Vida en la isla de Malapascua. Alojamiento en habitación Garden view en régimen de desayuno.
  • Días 23 a 25 de Junio (martes a jueves). 3 días de buceo en puntos alrededor de la isla de Malapascua con el centro de buceo Sea Explorers. Programa All-day diving, con un máximo de 4 inmersiones diarias en barca, guiadas y con aire.
  • Día 26 de Junio (viernes). Traslado desde la isla de Malapascua en barca y por carretera hasta el complejo Turtle Bay Dive Resort. Alojamiento en habitación Garden view Deluxe o Pool view Deluxe en régimen de pensión completa.
  • Días 27 a 29 de Junio (sábado a lunes). 3 días de buceo en torno a Moalboal con un programa de 12 inmersiones en barca, guiadas y con aire.
  • Día 30 de Junio (martes). Desayuno y, a la hora convenida, traslado por carretera hasta al aeropuerto de Mactan (Cebú) para tomar vuelo de Singapore Airlines a las 18:50 con destino Barcelona (escala en Singapur). Llegada al aeropuerto de Singapur a las 22.35. Escala de 00:55. Enlace con vuelo destino Barcelona a las 23:30. Noche a bordo.
  • Día 1 de Julio (miércoles). Llegada a Barcelona a las 08:45.

MALAPASCUA

UNA EXPLOSIÓN DE VIDA MARINA EN LOS DOMINIOS DEL TIBURÓN ZORRO

Filipinas es un país eminentemente insular con un laberinto compuesto de 7.107 islas que se clasifican geográficamente en la isla de Luzón, el grupo de las Visayas y la isla de Mindanao y en donde reside una población estimada de 102 millones de habitantes. Muchos lo han considerado como el lugar del mundo con mayor biodiversidad. En la zona de las Visayas se encuentra la isla de Cebú, cerca de la península de Coptón. Al norte de la misma se encuentra la pequeña isla de Malapascua que ocupa un lugar destacado en la larga lista de joyas de uno de los países más bellos y desconocidos del sudeste asiático: Filipinas. Llamada así porque aquí embarrancó un galeón español el día de Navidad del año 1500, la isla no tiene más de 2 km2 y está rodeada de una playa de fina arena blanca. Se encuentra a media hora de navegación al norte de la gran isla de Cebú.

A pesar de la sobria belleza de esta pequeña isla, debido a la poca promoción que se hace de este país, la afluencia de público dista mucho de la masificación turística de los países cercanos. Playas de inmaculada arena blanca enmarcan este cayo coralino bañado por templadas aguas de gran transparencia y abundante vida. Los cocoteros recortados contra el cielo y los sobrecogedores amaneceres y puestas de sol hacen de Malapascua la postal perfecta para una escapada al paraíso.

La isla de Malapascua es un paraíso por descubrir y uno de los secretos mejor guardados de Filipinas. Es el único lugar del planeta donde se ve con regularidad el tiburón zorro: Monad Shoal es el punto estrella. Además, es escenario de grandes especies, innumerables corales, invertebrados y peces de arrecife. Toda esta explosión de vida en pleno corazón del “Triángulo de Coral”.

EL BUCEO EN MALAPASCUA

Las aguas de Malapascua ofrecen un buceo increíble: innumerables especies de coral, peces de arrecife, invertebrados y grandes pelágicos como mantas, tiburones martillo y tiburones ballena pueblan este fantástico mundo subacuático. Es un destino donde la fauna macro no debemos despreciarla, pudiendo encontrar multitud de critters como gobios mandarín, el pulpo de anillos azules, sepias flamboyant, peces pipa fantasma, peces sapo y una gran variedad de caballitos de mar. También hay tres pecios para poder bucear, destacando los restos del naufragio del Doña Marilyn, un antiguo ferry de pasajeros de 100 m. de eslora que se hundió en estas aguas en 1988 durante un tifón. Pero la atracción principal de Malapascua y lo que la ha hecho mundialmente famosa es que es el único lugar del planeta en donde se puede ver con gran asiduidad el raro y bellísimo tiburón zorro (Alopias superciliosus), una especie que vive a grandes profundidades y rara vez se aventura por encima de los 100 m. de profundidad. En el punto de inmersión de Monad Shoal, en realidad una estación de limpieza, es posible avistarlo normalmente a partir del mes de Enero.

Esta mezcla de entorno idílico y buceo espectacular hacen de Malapascua el destino ideal para aquellos buceadores que buscan algo más.

Con el centro de buceo Sea Explorer Dive Center, podremos hacer un buceo ilimitado: 4 inmersiones diarias y 5 si uno de los que forman el grupo es divemaster o instructor. Las inmersiones se realizan en dos barcos, el Mahayag, con capacidad para 20 buceadores, y el Ocean Hunter, para 16.

 

PUNTOS DE INMERSIÓN

Monad Shoal

Sin duda, Monad Shoales uno de los puntos estrella de Malapascua por ser el único lugar del mundo donde se pueden observar tiburones zorro con regularidad durante todo el año. También son frecuentes los avistamientos de mantas raya gigantes, raya diablo y otros pelágicos que son atraídos por la estación de limpieza que se encuentra sobre el arrecife. Monad Shoal es una isla sumergida rodeada por una caída de más de 200 m., encontrándose lo mejor para bucear en un rango de entre 22 y 27 m. Para buceadores con experiencia media.

Lighthouse Reef

Al atardecer, los tímidos peces mandarín salen de sus escondites para realizar la danza del cortejo. Fotógrafos de todo el mundo acuden a Malapascua por tratarse de uno de los pocos sitios donde puede captarse este exclusivo momento. Una vez caída la noche, la inmersión del faro ofrece un buceo nocturno lleno de curiosidades, pudiéndose contemplar caballitos de mar, peces aguja, cangrejos, gambas tropicales de numerosas especies y diversos cefalópodos como el calamar de arrecife y la sepia enana o, más raramente, el calamar tornasolado y el pulpo de anillos azules. A poca distancia se encuentra un barco hundido de la Segunda Guerra Mundial, visible desde la superficie.

North Point

Las frecuentes corrientes favorecen un medio en el que los corales blandos crecen en abundancia. La estrella de este punto de inmersión es el pez sapo que, junto con los peces león y escorpión, encuentra cobijo en las interesantes formaciones rocosas. También se pueden ver nudibranquios y distintos tipos de cangrejos y gambas limpiadoras que pueblan los corales y los erizos de fuego. En el sudeste de North Point, en la arena y cerca de una lengua de roca, es fácil encontrar lenguados y sepias tratando de pasar inadvertidos perfectamente camuflados con su entorno.

North Rock

North Rock es una pared coronada de coral que cae de los 16 a los 24 m. Como recompensa comparte sus secretos en forma de sorprendentes criaturas, deparando siempre alguna sorpresa. Al terminar, si hay luna llena, vale la pena dejarse llevar en drift dive sobre la arena salpicada de plumas de mar.

Quiliano

Otro bonito buceo al norte de la isla, donde las corrientes suelen ser habituales, pero que vale la pena por tener a menudo una visibilidad superior a la media. Quiliano es un punto rico en variedad de macro, en la línea de las zonas cercanas, con un buen número de invertebrados residentes.

Pioneer Wreck

Se trata de un buque japonés de la Segunda Guerra Mundial, de 60 m. de largo y todavía por identificar. Descansa en un fondo de arena en posición casi vertical y prácticamente de una pieza. Probablemente se trate del lugar con mayor población de peces de los alrededores, albergando grandes meros, rayas mármol, barracudas gigantes y hasta algún tiburón. Se trata de un buceo profundo ya que la cota inferior del pecio se sitúa en los 55 m.

Pantaw Pantaw

Esta zona al este de la isla, consta de una pendiente que desciende paulatinamente hasta los 18 m., donde cae en forma de un muro con fondo arenoso. Salpicado de islotes de coral y gorgonias, alberga caballitos de mar pigmeos, pegasos, nudibranquios y una gran multitud de pequeños crustáceos. Es una buena alternativa para los días de fuertes corrientes en el norte.

East Garden

Esta bahía poco profunda empieza con un colorido arrecife de coral habitado por peces pipa fantasma que desciende hasta un fondo de arena salpicado de esporádicas formaciones rocosas. La arena está poblada por todo tipo de criaturas extrañas como leones enanos, escorpiones diablo, serpientes anguila, gambas mantis y ocasionales anémonas con peces tomate y fotogénicos cangrejos de porcelana. También en las rocas suelen aparecer morenas, nudibranquios y, con suerte, hasta algún pez sapo peludo.

Exotic House Reef

Este punto de buceo, que alberga un considerable número de estructuras artificiales y vehículos incrustados de coral se ha convertido, por el paso del tiempo, en hogar de numerosos peces y especies. Los campos de algas que crecen en la arena esconden una colosal diversidad de vida, como rarísimos nudibranquios, pegasos, peces sapo, lenguados, gallos, pulpos mimo y sepias extravagantes.

Por su riqueza en vida macro y por la luminosidad de sus aguas, es una de las mejores zonas para la fotografía submarina. Al caer la noche, crustáceos de todo tipo hacen su aparición y, junto con un amplio abanico de moradores nocturnos de lo más inesperado, anuncian una de las inmersiones nocturnas más apasionantes de toda la isla.

Dakit Dakit

Un agradable buceo por un colorido manto de corales blandos que alberga diferentes residentes como nudibranquios, caballitos de mar, peces navaja, peces aguja y sepias en diferentes estados de crecimiento. Una zona ideal de check dive para aquellos que vuelven a tomar contacto con el agua después de una temporada larga sin bucear o para iniciarse en la fotografía submarina por su abundante luz, color y variedad.

Kimud Shoal

Se trata de un buceo en el azul bordeando una isla sumergida cuyas paredes caen a más de 200 m. de profundidad. A lo largo del año, diferentes pelágicos visitan la zona haciendo posible, con regularidad, la observación de rayas oceánicas, grandes atunes, tiburones de diversos tipos y hasta mantas raya gigantes. Sobre la meseta se pasean varias bolas de peces. Posiblemente la estrella de este lugar sea el tiburón martillo, siendo de enero a marzo-abril la mejor época para verlo en grandes grupos.

Bugtong Bato & Ubang Bato

Bugtong Bato consiste en dos islas de coral sumergías con una gran abundancia de formaciones blandas y duras repletas de pequeños habitantes, tales como peces sapo, nudibranquios y otros exóticos invertebrados. De manera similar, Ubang Bato es un pequeño pináculo parcheado en la cúspide de corales duros y con una caída en forma de pared revestida de un colorido manto de coral blando. La cima suele estar patrullada por una escuela de calamares de arrecife y en los muros abundan los nudibranquios y otros seres como peces sapo y los raros leones ocelados. Ambas zonas se encuentran rodeadas de arena en la que fácilmente se observan grupos de anguilas jardineras, erizos de fuego regentados por cangrejos cebra y grandes gorgonias, done habita el caballito de mar pigmeo.

Calanggaman Island

Calanggaman es una idílica isla deshabitada de inmaculadas playas blancas y aguas cristalinas con coloridos arrecifes y grandes paredes óptimas para el buceo. El coral crece por doquier y, especialmente, las gorgonias y las esponjas barril pueden alcanzar un tamaño considerable. En este hábitat pululan gran número de pequeños peces de arrecife como anthias, fusileros y pargos. También hay muy buenas posibilidades para el macro, con residentes especiales como el caballito de mar pigmeo, el ornamental pez pipa fantasma o el pez aguja albino. En el azul es posible avistar algún pelágico como grandes rayas, tiburones, atunes o barracudas gigantes. Durante la travesía, los delfines vienen a saludar a nuestro barco.

Maripipi

Otra zona raramente visitada debido a la gran distancia a la que se encuentra. Maripipi contiene todos los ingredientes para un excelente buceo, con notables formaciones coralinas y abundancia de peces, incluyendo rayas y tiburones.

Nuñez Shoal

Se trata de una espectacular pared cubierta de esponjas y corales que acoge una amplia variedad de vida. Peces león, morenas y coloridos nudibranquios comparten espacio con grandes nubes de pequeños peces. La visibilidad puede ser de más de 30 m., lo que favorece la visión de cardúmenes de fusileros, rayas águila, carángidos y pelágicos pasando por el azul. En las cercanías, hay una caída de casi 100 m. de profundidad, así que más vale estar preparado para ver de todo.

Chocolate

Este buceo poco profundo hará las delicias de los fotógrafos. El manto marrón de corales blandos que da nombre a la inmersión está en un estado inmaculado y da hogar a una importante variedad de especies como peces sapo gigantes, payasos, morenas, anguilas, sepias y pulpos, incluido el extraño pulpo de anillos azules. Entre los objetivos favoritos de los fotógrafos se encuentra la gran cantidad de planarios, nudibranquios (entre ellos, la bailarina española), cangrejos gigantes, gambas tropicales y otros coloridos invertebrados de concha como los cauris de coral.

Tapilon Wreck

Este enorme barco de carga japonés hundido en la Segunda Guerra Mundial recibe el nombre de la población más cercana en tierra firme. A pesar de los estragos de los torpedos, aún se puede reconocer la forma del buque, partido en varias partes. El raro y bonito coral negro ha crecido aquí en abundancia y ciertas áreas se encuentran atestadas de transparentes gambas limpiadoras. Muchos otros pequeños invertebrados campan a sus anchas entre el coral, como erizos, crinoides, peces globo, peces león, escórporas, peces pipa fantasma ornamentales y ocasionales peces sapo.

Doña Marilyn Wreck

Ya hace más de una veintena de años que se hundió este ferry de pasajeros de casi 90 m. de eslora en medio de un tifón. A pesar del desastre humano que se derivó del accidente, el pecio yace cubierto de coral negro y de una sola pieza sobre su lado de estribor, resultando enormemente fotogénico. Bajo la quilla se refugian diferentes rayas, como la enorme raya marmórea, y, ocasionalmente, pequeños tiburones. Sus muchos oscuros recovecos dan cobijo a distintas especies de peces, como los labios dulces, que crecen aquí especialmente. También es posible cruzarse con una morena gigante residente. Mimetizados con el entorno descansan escórporas y grandes sepias y, menos discretos, pululan nudibranquios y planarios. La penetración en el pecio, aunque no apta para claustrofóbicos, es muy fácil e interesante ya que el interior está en muy buen estado.

Gato Island

Esta reserva marina y santuario de serpientes anilladas es otro de los puntos fuerte3s de los alrededores de Malapascua. Se dice que muchos buceadores vienen a estas aguas para ver tiburones zorro y se van con Gato Island en su corazón. En sí misma, tiene más de cinco puntos de buceo, con una gran diversidad de vida marina y muy interesantes formaciones rocosas. Los corales se encuentran en un estado fantástico y brillan con intensos tonos que van del rosa o el violeta al rojo y naranja. La isla está completamente agujereada y la atraviesa un interesantísimo túnel de 30 m. forrado de corales sol y esponjas de diversos colores.  Toparse con algunos de los tiburones de puntas blancas residentes en la reserva está prácticamente asegurado, pero también es posible encontrar alguno de sus parientes menores: el tiburón gato o el tiburón bambú. Gato Island es el hogar de numerosas especies muy apreciadas por los buceadores, como peces sapo, peces pipa ornamentales, peces hoja, caballitos de mar pigmeos, sepias, pulpos, gambas mantis y arlequín, grandes cangrejos ermitaños, nudibranquios como la bailarina española y serpientes marinas de diversas especies.

Ma Island

Considerablemente lejos de Malapascua, esta zona está situada en una pequeñísima isla. Las fuertes corrientes y la abundancia de túneles y cuevas la sitúan solo al alcance de buceadores experimentados.

 

MOALBOAL

Moalboal es una ciudad rodeada por el mar casi totalmente. A 89 km. de la ciudad de Cebú (la llamada “Ciudad reina del sur” y el primer asentamiento español en las Filipinas), limita al oeste por el estrecho de Tañón y se puede avistar la isla de Negros.

Desde el Turtle Bay Dive Resort, un pequeño paraíso en aguas de Moalboal, en la costa sudoeste de la isla de Cebú, podemos disfrutar de la gran vida marina que nos ofrece el buceo en este lugar de las Visayas. Destaca en sus fondos la gran variedad de especies, la excelente visibilidad de sus aguas y, sobre todo, el deslumbrante colorido. Gran riqueza de corales y múltiples especies de arrecife de todos los tamaños y variedades. 30 puntos de inmersión de primer nivel mundial y sin apenas corrientes aptos para cualquier nivel de buceo.

EL BUCEO EN MOALBOAL

Turtle Bay Dive Resort está sobre todo especializado en el buceo. Posee dos barcos de 15 m. de eslora, llamados “bangkas”, dando cabida cada uno a 20 buceadores totalmente equipados.

Las bangkas son barcos construidos según la tradición filipina y se caracterizan por tener una larga quilla, un mínimo calado y unos estabilizadores característicos que le dan al barco una forma de ala de gaviota. La ventaja de estos barcos es que pueden llegar perfectamente a todos los puntos de buceo sin dañar los arrecifes de coral.

Las dos primeras inmersiones en barca se hacen por la mañana después del desayuno. Se regresa a comer y, temprano por la tarde, se hace el segundo buceo. El más lejano es Sunken Island, una isla sumergida cuya parte superior se encuentra a 24 m. bajo el agua, en medio del canal de Negros. Si las inmersiones desde barca son de primera calidad, no olvidemos el drop off de 50 m. de profundidad frente al resort.

El buceo en estas aguas es siempre muy agradable y relajante, pues la temperatura del agua nunca es menor de 26ºC y la visibilidad siempre es sorprendente. Además, añadamos la gran competencia de los guías de buceo y los nativos que conocen los puntos de buceo como la palma de sus manos. Por otro lado, la amabilidad y ayuda de los “bangkeros” es extraordinaria.

Existen más de 30 lugares de buceo reconocidos y muchos más aún se están descubriendo. Los perfiles de las inmersiones son muy variados: pendientes de arena, paredes verticales que caen a más de 50 m., arrecifes llenos de vida …  Sorprende la gran biodiversidad de estas aguas, rica en corales y muchas especies marinas: desde pequeños nudibranquios de múltiples colores, a peces mandarín, tortugas marinas y, en ocasiones, tiburones ballena. Son también habituales las especies pelágicas. Dentro de Filipinas, Moalboal, y la isla de Cebú en general, es la que concentra una mayor vida marina.

PUNTOS DE INMERSIÓN MÁS CARACTERÍSTICOS

Pescador Island

La Isla Pescador es una zona de inmersión en la que se pueden realizar hasta cuatro buceos distintos. Se trata en realidad de uno de los mejores puntos de todo el Indo-Pacífico y un verdadero paraíso para buceadores y fotógrafos debido a la gran variedad de formas de vida y de colores increíbles.  Aquí se encuentran corales, gorgonias y esponjas de todo tipo y dimensión. No es raro encontrar tortugas y especies pelágicas (tiburones barracudas, atunes). Se suele empezar por el sur, donde el barco está al abrigo del viento conocido como Amihan. A partir de aquí se puede bucear de dos formas distintas según la corriente. La pendiente en el sur desciende hasta los 12 m. y luego se convierte en un drop off que se va inclinando hasta llegar a los 33 m. de profundidad. A mitad de la inmersión nos encontraremos, en el lado sudeste, con una pendiente rocosa en la que se pueden ver una escuela de jack fish, en concreto jureles patudos (Caranx sexfasciatus). Un gran banco de sardinas es, desde hace un tiempo, residente en este lugar. En el noroeste de la isla, a 7 m., se encuentra una plataforma con un gran jardín de coral que asemeja un auténtico acuario de peces; excelente lugar para una inmersión nocturna. Hacia el lado oeste se encuentra el lugar conocido como “La Catedral”, a 25 m. de profundidad. Al entrar, si dirigimos nuestra mirada hacia la superficie veremos un efecto de iluminación maravilloso gracias a los rayos solares que se filtran. Por una pequeña abertura podremos ascender hasta los 9 m.

Marine Sanctuary

Este lugar de buceo posee una pendiente de 5 a 18 m. para luego caer verticalmente hasta los 45 m. Es muy característico de esta inmersión el bosque de enormes abanicos de mar. Además, presencia de corales duros y blandos, peces hoja y peces pipa fantasma. En ocasiones también aparecen atunes y tiburones de puntas blancas. En sí, un excelente punto para la fotografía macro y gran angular.

Copton Point

La inmersión comienza con un abrupto descenso a 17 m. a lo largo de la cuerda de la boya de amarre con hermosos corales cuerno de ciervo como telón de fondo. A una profundidad de 20 m. se encuentra este avión que fue colocado aquí en 1993 para formar un arrecife artificial. Está despojado de todas sus partes y solo queda la estructura del mismo Una vez visitado el aeroplano podemos optar por ir hacia el noroeste o en dirección sur. La pendiente es muy rocosa y está tapizada de corales mesa, grandes abanicos de mar, corales látigo y corales cuerno de ciervo. Entre las especies, una gran variedad de damiselas blancas y negras, fusileros, labios dulces, peces globo, peces ángel emperador y peces ballesta titán.

White Beach

En esta inmersión se desciende a 25 m. llegando a una zona de alimentación de peces. Muchas damiselas nos dan aquí la bienvenida. Destacan los corales sol (Tubastraea micrantha), las esponjas barril (Xestospongia testudinaria), los lutjánidos, los meros de diente rojo (Epinephelus quoyanus) y las tortugas verdes (Chelonia mydas agassizii).

Dolphin house

Aunque así llamado este punto de buceo, no se encuentran aquí delfines. La inmersión comienza con una pared que se extraploma a 25 m. donde se encuentra una pendiente de arena. El lugar está plagado de grandes cardúmenes de antias  y corales blandos, especialmente de color rosa. Observaremos las tortugas comiendo junto a la pared. Entre los 17 y 22 m. de profundidad existen numerosas cuevas llenas de vida marina.

Tubble Reef

Al comenzar la inmersión, descendemos por una pared vertical a 25 m. Más abajo, sobre la pendiente de arena, hay una pequeña cueva. Durante el buceo veremos peces loro, escuelas de peces navaja (Aeoliscus strigatus), tortugas y grandes cantidades de antias.

Kasai Point

Kasai Point comienza en fuerte pendiente hasta llegar a los 40 m. A lo largo de la pared encontraremos muchos cañones y pequeñas cuevas. En la parte superior se distinguen corales duros y, a medida que descendemos, los corales negros son los protagonistas. También veremos tortugas verdes, peces navaja, multitud de invertebrados, peces mariposa, una gran cantidad de nudibranquios y, especialmente, los grandes cardúmenes de peces gato.

Panagsama Beach

La inmersión comienza con una fuerte pendiente que desciende hasta los 40 m. con algunas cuevas a lo largo de la pared. Buen lugar para buceo nocturno así como para bucear saliendo desde playa. Aquí es fácil ver miles de sardinas que son alimento de atunes y jureles. Como cosas curiosas, se puede ver el gobio de dos puntos u ojos (Signigobius biocellatus) o el peligroso pez demonio (Didactylus Inimicus). En aguas más superficiales veremos sargentos, ídolos moros, pequeños peces loro, peces globo y tortugas.

Talisay Wall

Esta inmersión comienza con una pendiente que nos lleva a 13 m., donde hay una pared con una profunda cornisa que desciende hasta 35 m. La pared tiene cañones verticales muy profundos y pequeñas cuevas. Entre los habitantes de este lugar hay peces murciélago, peces ballesta y tortugas. En la parte superior menos profunda es habitual ver peces mandarín. Predominan también corales de cuero y orejas de elefante.

Tongo Point

También llamado Sampaguita Reef es la inmersión ideal para hacer buceos de house reef no guiados. Este punto de buceo empieza y termina con una pared que se pierde en la profundidad. En ella se abren pequeñas cuevas que podemos explorar durante la inmersión y en la que tendremos una buena oportunidad para ver tortugas residentes de esta zona. Además, son frecuentes las barracudas juveniles, una gran cantidad de peces león, lutjánidos, fusileros, escuelas de peces navaja, roncadores, peces escorpión, peces hoja, peces pipa fantasma arlequín y, en cotas no tan profundas, peces mandarín. También inmersión ideal para buceos nocturnos donde es característica la observación de muchos tipos de cangrejos difíciles de ver en otros lugares del planeta. Además, el área está plagada de peces mandarín que nos ofrecen el espectáculo del apareamiento todos los días al atardecer.

Sunken Island

Recomendada para buceadores experimentados, ya que se desciende a 25 m. y existe la posibilidad de experimentar corrientes, Sunken Island es una inmersión en donde los fotógrafos pueden ir provistos del gran angular: morenas, grandes anémonas con sus peces payaso, enormes cardúmenes de sardinas, meros, serránidos que no son tan frecuentes en otras inmersiones, túnidos y, en ocasiones, algunos tiburones especialmente el tiburón gris de arrecife o el puntas blancas. Tampoco es difícil encontrar bailarinas españolas y peces rana.

Habitación Garden View Deluxe
2.388 €
+ 395 € (tasas aéreas)

Condiciones de pago

450 € en el momento de hacer la reserva. Resto, 45 días antes de la salida.

Los pagos pueden efectuarse on line, mediante pago seguro, directamente en nuestra agencia o por transferencia.

Incluye

  • Billetes de avión Barcelona – Singapur – Mactan (Cebú) en clase especial turista (ida y vuelta) con compañía aérea Singapore Airlines y 30 kgs. de equipaje permitido.
  • Tasas aéreas y de combustible.
  • Traslado por carretera y en barca hasta la isla de Malapascua.
  • 5 días / 4 noches en hotel Ocean Vida & Dive Resort en la isla de Malapascua en habitación Garden View con a/a.
  • Régimen de alojamiento y desayuno.
  • 3 días de buceo en Malapascua con el centro Sea Explorers y con programa All-day diving, con un máximo de 4 inmersiones diarias en barca, guiadas y con aire. Botellas 12 litros y plomos.
  • Impuestos, tasas y servicios en Malapascua.
  • Traslado en barca y por carretera de Malapascua hasta Moalboal.
  • 5 días / 4 noches en complejo Turtle Bay Dive Resort en Moalboal en habitación Garden view Deluxe o Pool view Deluxe con a/a.
  • Régimen de pensión completa.
  • 3 días de buceo en Moalboal con un programa de 12 inmersiones en barca, guiadas y con aire. Botellas 12 litros y plomos.
  • Impuestos, tasas y servicios en Malapascua.
  • Traslado por carretera desde Moalboal hasta el aeropuerto de Mactan (Cebú).
  • Seguro de asistencia en viaje.
  • Seguro de buceo incluyendo cámara hiperbárica sin sublímite de cobertura.

 

No Incluye

  • Equipo de buceo.
  • Nitrox.
  • Todas las comidas no especificadas en Malapascua.
  • Bebidas alcohólicas y soft drinks en Moalboal.
  • Tasas de santuarios marinos y salidas especiales.
  • Tasas Protected Marine Area Conservation.
  • Excursiones opcionales.
  • Gastos personales.
  • Propinas.
  • Tasa salida de Filipinas.
  • Seguro de cancelación (63 €).

Malapascua: Ocean Vida & Dive Resort

Moalboal: Turtle Bay Dive Resort

OBSERVACIONES A TENER EN CUENTA

**En todos nuestros precios indicamos el coste de las tasas y carburantes que, en el momento de hacer las tarifas, nos comunican las compañas aéreas.

**El itinerario está sujeto a alteraciones dependiendo de los cambios que puedan realizar las aerolíneas en sus horarios y días de alteración de vuelos.

REQUISITOS PARA VIAJAR Y BUCEAR EN FILIPINAS

No se exige ningún tipo de vacuna obligatoria para viajar a las Visayas centrales.

Los ciudadanos españoles no necesitan obtener visado para viajar a Filipinas.

Se requiere pasaporte en vigor, con una validez mínima de 6 meses.

Carnet o titulación de cualquier organización reconocida internacionalmente (PADI, ACUC, SSI, FEDAS/CMAS, NAUI).

Se recomienda un mínimo de 50 inmersiones para realizar esta ruta.

Carnet o titulación de especialidades (sobre todo, Nitrox).

Es recomendable llevar el Logbook o cuaderno de buceo en el que figuren al número de inmersiones realizadas y la fecha de última inmersión.

21 Julio – 1 Junio 2020

Solicita información| Te ayudaremos a responder cualquier duda que tengas acerca de tu viaje

Rutas relacionadas